Celebración en casa del Día Internacional de las Familias

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 15 mayo, 2020 |
0
FOTO Luis Carlos Palacios Leyva

El Día Internacional de las Familias, este 15 de mayo, en Cuba es festejado, mayoritariamente, en casa, para contribuir a ganarle la batalla al nuevo coronavirus Sars-CoV-2, causante de la enfermedad respiratoria Covid-19.

La celebración a nivel mundial tiene el propósito de concienciar a la población sobre el papel de la familia en la educación y la formación de los hijos desde la primera infancia, y aprovechar las oportunidades de aprendizaje para las distintas etapas de sus vidas.

En vísperas de su X Congreso, en marzo de 2019, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) debatió en sus organizaciones de base sobre la realidad actual y conceptualización de la célula básica de la sociedad cubana, que sin lugar a dudas no es la tradicional.

En los tiempos que corren la familia en la Mayor de las Antillas no es igual a la conocida por nuestros abuelos, porque hoy es una gran unidad productiva, en la cual las amas de casa cuentan, pues “están educando a los hijos, cuidándolos, también a los ancianos, para que otras personas de su hogar puedan trabajar”, precisaba el documento guía del análisis del tema promovido por la FMC.

Por su importancia, la Revolución Cubana presta, desde su triunfo en 1959, especial atención a la familia. Entre los ejemplos más destacados se encuentra la promulgación del Código de Familia (Ley No. 1289 de 14 de febrero de 1975), al cual se le hacen propuestas de modificación que serán sometidas a aprobación en marzo de 2021, para ponerlo a tono con la realidad cubana actual y por venir.

El Código en cuestión enuncia los objetivos de contribuir al fortalecimiento de la familia y de los vínculos de cariño, ayuda y respeto recíprocos entre sus integrantes, al fortalecimiento del matrimonio legalmente formalizado o judicialmente reconocido, fundado en la absoluta igualdad de derechos de hombre y mujer; al más eficaz cumplimiento por los padres de sus obligaciones con respecto a la protección, formación moral y educación de los hijos, para que se desarrollen plenamente en todos los aspectos y como dignos ciudadanos de la sociedad socialista y a la plena realización del principio de la igualdad de todos los hijos.

Hoy, cuando la pandemia de Covid-19 obliga a muchas personas a quedarse en casa para evitar el contagio con el virus causante de esa enfermedad, la familia fortalece los hilos que la unen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *