Chequean medidas en Granma ante el inminente azote de tormenta tropical Laura

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 23 agosto, 2020 |
0
Federico Hernández Hernández, Presidente del CDP en Granma / FOTOS Luis Carlos Palacios Leyva

El Consejo de defensa provincial (CDP) en Granma chequeó, este domingo, todas las medidas orientadas para contrarrestar los efectos que dejará la tormenta tropical Laura, ante su inminente azote a la región oriental del país.

Su presidente Federico Hernández Hernández insistió en que lo primero es asegurar la vida de las personas, “por eso nuestros planes, aunque también hay que preservar sus recursos, esa es la garantía de que regresen a la vitalidad”, precisó.

Recordó, además, a los 13 Consejos de defensa municipales (CDM) actuar con serenidad y prontitud en las zonas bajas de posibles inundaciones y citó los ejemplos de Cabezada, ubicada en la desembocadura del río Cauto, en el municipio de igual nombre, y en otras comunidades de Cauto Cristo, cuyos habitantes son trasladados a la provincia de Holguín.

Igualmente, alertó sobre la posibilidad de derrumbes de viviendas, deslizamientos de tierra, inundaciones costeras y pasos de ríos en zonas montañosas, “los CDM deben haber identificado esos lugares”.

Ante cualquier situación extrema, el también primer secretario del Partido en el territorio, llamó la atención sobre la organización de las fuerzas que integran los grupos de salvamento y rescate, con el apoyo de la Cruz Roja y del cuerpo de bomberos.

“Aunque nos hemos ido preparando, hay que ultimar detalles y solo quedan horas para sentir los efectos de Laura”, destacó e hizo énfasis en los recursos del Estado, “hay que cuidarlos por el bien de nuestra economía”, subrayó.

En esa carrera decisiva, “hay que proteger todo lo que se pueda, la cosecha que hay que recoger, la estructura que hay que desmontar”, enfatizó, y citó ejemplos como los productos de la canasta básica en las bodegas, máquinas de riesgo, casas de cultivo, molinos….

Durante la sesión vespertina del CDP, también se puntualizó que está garantizada la atención médica en las instituciones hospitalarias y que los equipos de bombeos, situados en las márgenes de ríos, se orientó recogerlos.

De igual forma, está garantizada la distribución de leche a los niños y, ante cualquier contingencia, se repondría con leche en polvo, “lo que no puede haber cola, la gente tiene que estar protegiéndose”, expresó Francisco Escribano Cruz, vicepresidente del CDP.

Laura sigue intensificándose, al abandonar la Española y entrar en las cálidas aguas del Mar Caribe ha aumentado la velocidad de sus vientos a 95 km/h, según el reporte del Centro nacional de huracanes, de Miami, en Estados Unidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *