China espera otro año pautado por la luna

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 15 febrero, 2018 |
0
Beijing, – Tras semanas de una vorágine intensa, en las calles de China reina hoy la tranquilidad mientras las familias reunidas se aprestan a recibir la importante Fiesta de la Primavera o año que comienza con la primera luna nueva.

Este jueves se despide el valiente Gallo de Fuego para dar paso desde la medianoche del 16 de febrero al reinado del fiel Perro de Tierra durante el año 4716, según el calendario que rige en esta geografía del planeta.

El animal representa la unión familiar, el amor, la tolerancia y la lealtad.

Precisamente en estos designios hizo hincapié el presidente chino, Xi Jinping, al saludar al pueblo por la fecha y consideró que serán la clave para avanzar hacia la ansiada prosperidad nacional y la revitalización del país a mediados de este siglo.

‘Debemos unir la sabiduría y la fortaleza de más de mil 300 millones de chinos en más de 400 millones de familias para luchar por el gran éxito del socialismo con peculiaridades chinas para la nueva era y realizar el Sueño Chino de rejuvenecimiento nacional’, recalcó el líder.

Según marca la tradición, la última noche es el momento de adorar a los antepasados con ofrendas para pedir por la buena salud y la prosperidad.

También tiene lugar la cena de Nochevieja o de reunión, considerada la comida más importante porque todas las generaciones de cada casa se sentarán alrededor de mesas redondas repletas de platos y donde no pueden faltar el pescado, los ravioles y los rollitos de primavera. Este último es una pasta rellena de diferentes verduras y carne.

Sin embargo, hoy en día tener la cena en restaurantes está de moda y lograrlo se torna una tarea difícil porque las reservaciones se hacen con meses de antelación, en estos días todo está copado o los precios se triplican para obtener tan solo el derecho a la mesa.

Tras el banquete se disfruta en conjunto de la Gala del Festival de Primavera, uno de los programas de televisión más vistos en China, y al mismo tiempo repartirán regalos y los sobres rojos con dinero.

Con el auge de la informatización esta práctica se hace ahora desde el teléfono móvil por la popular red de mensajería instantánea WeChat.

El lanzamiento de fuegos artificiales y petardos es una costumbre que ha disminuido por el tema de la contaminación ambiental.

La festividad es la más trascendental de la cultura de China, pero no solo es típica de aquí y se celebra, bajo distintos nombres y peculiaridades propias, en otros territorios asiáticos.

Por ejemplo, en la Península Coreana se denomina Seollal, para Vietnam es el Tet Nguyen Dan y Mongolia la llama Tsagaan Sar. En la región del Tíbet chino se trata del Losar.

En todos los casos lo común son las decoraciones en rojo en casa, negocios y calles, desfiles de danzas milenarios, tradiciones populares y la imprescindible cena en familia.

La fiesta empieza con la aparición de la primera luna nueva del calendario lunar, que se rige por las fases del satélite natural de la Tierra en vez de centrarse en el sol, como ocurre en Occidente.

También se conoce como lunisolar, pues se divide el año en 12 meses.

A diferencia del gregoriano, del 1 de enero al 31 de diciembre, los meses en este almanaque siempre tienen la misma duración (29 días, 12 horas, 44 minutos y 2,9 segundos) y por eso es que varían las fechas de inicio del Año Nuevo Lunar.

Las celebraciones terminarán con el Festival de las Linternas el decimoquinto día del primer mes lunar, o sea el 2 de marzo, y se espera que sea otra noche de exhibiciones de faroles decorados y Baile del Dragón, un desfile colorido de figuras del mítico ser hechas de papel, seda y bambú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *