Cigb corta rumores desde el conocimiento (+fotos, audio y videos)

Miladys Limonta, Gerente del Proyecto de vacunas del Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB)  desmiente Fake News que circulan hoy en la población granmense de que las vacunas cubanas generan Covid-19
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 28 agosto, 2021 |
2
FOTO/Cigb

Los rumores sobre las vacunas cubanas no escampan. Existe toda una maquinaria interesada y financiada para difundir “bolas” que demeriten su confiabilidad. La más reciente de estas Fake News, es que las vacunas están generando Covid-19.

La Doctora Miladys Limonta, radicada en La Habana, accedió amablemente vía whatsApp a responder desde la ciencia y con argumentos, algunas inquietudes generadas en la población granmense entorno a la vacuna Abdala.

-¿Cuándo se considera que una persona está vacunada?

– La condición de vacunado se alcanza cuando han pasado 14 días después de haber concluido el esquema de vacunación con las tres dosis cada 14 días.

-¿Es normal presentar manifestaciones catarrales luego de aplicada alguna dosis?

– Posterior a la aplicación de las vacunas no se han descrito manifestaciones catarrales. Este no es un efecto asociado a la vacunación; sí lo son el dolor en el sitio de inyección, enrojecimiento en dicha zona y aumento de la tensión arterial.

“De hecho, lo recomendable no sólo para la Vacuna Abdala, sino para cualquier vacuna es no vacunarse cuando la persona está acatarrada, pues puede ser un síntoma de infección ya sea bacteriana o viral.”

-¿Qué reacciones adversas de la vacuna tienen puntos de contactos con el Dengue?

– Otros síntomas que pueden relacionarse con la vacunación y que pudieran ser confundidos con la infección con cualquier virus como el SARS-CoV-2 o el dengue son dolor de cabeza, cierto aumento de la temperatura (no mayor de 37.5), cansancio y/ o, decaimiento.

“Sin embargo, estos síntomas que pueden ser causados por la vacunación tienden a persistir durante las primeras horas posteriores a la vacunación, posterior a las 24h no deben mantenerse.

“En caso de que se mantengan debe asistir a consultar a un facultativo para que evalúe el caso y de ser necesario indique los análisis correspondientes para una evaluación más completa.”

– Fundamente brevemente la rigurosidad de los Ensayos Clínicos (EC) al validar la eficacia de la vacuna.

– La rigurosidad de los Ensayos clínicos (EC) realizados en Cuba, es avalada por la Autoridad Reguladora de medicamentos, equipos y dispositivos médicos (Cecmed) de la República de Cuba, la cual ha sido certificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“El Cecmed sometió los protocolos de los EC de Abdala a la evaluación de los expertos, previo al inicio de los mismos, así como también, posterior al autorizo, especialistas del Cecmed realizaron inspecciones a los sitios donde se ejecutaron estos estudios en los que, variables como: tamaño de la muestra, análisis y procesamiento estadístico de los datos generados;  farmacia de los sitios que estarían involucrados en los EC, características del producto del estudio; aleatorización y cegamiento de las muestras y del producto a evaluar, entre otras.

“Es válido aclarar que los resultados de EC son para un tamaño muestral que se selecciona bajo condiciones estrictas, variables como la edad y los padecimientos de las personas que se incluyen son muy bien controlados.

“Cuando una vacuna o producto biofarmacéutico se enfrenta a la vida real, lo cual equivale decir a población abierta, los resultados no son exactamente iguales.

“La información de la eficacia de la vacuna Abdala que se ha informado ha sido ante la muerte, la enfermedad sistémica severa y ante la probabilidad del paso a la criticidad/gravedad.

“Estos resultados fueron bajo el estricto cumplimiento de las condiciones bajo las cuales se realizaron los EC, como son la selección de los sujetos participantes en un rango de edad entre 19 y 80 años, con una estabilidad de las comorbilidades que padecían en el momento de la inclusión.

“Esto no ocurre cuando cualquier producto de investigación se enfrenta a la vida real. Donde en primer lugar el rango de edad es más amplio y las comorbilidades de los sujetos están muy lejos de estar bajo control ya sea por desconocimiento del padecimiento de la enfermedad o por la no tenencia del tratamiento adecuado.”

-¿A qué responde el aumento de casos de Covid-19?

– La mayor cifra de contagios actualmente no está asociado a la ocurrencia de la vacunación sino a la circulación de la variante Delta que es muy contagiosa.

“Se suma a esto el incumplimiento de las medidas de higiene y distanciamiento social; la no percepción del riesgo y la falta de orientación e información sobre todos estos fenómenos y de las características de la vacunación”, opina Miladys Limonta.

-¿Qué seguridad se tiene de que las personas que vayan a vacunarse no estén contagiadas con la Covid-19?

-Esa seguridad no existe si no se hace un test mediante el cual se pueda precisar si la persona está contagiada o no, sobre todo porque si hay una persona que está asintomática, no se puede saber con certeza si está infectada o no.

“En análisis que ha hecho hasta el momento el Minsap, y la comisión que se ha destinado para esto ha observado que las personas que han transitado hacia la gravedad o la enfermedad sistémica severa, incluso hacia la muerte tenían descontrol en sus morbilidades y eso influye grandemente en al efectividad de la vacuna, por eso es que durante la fase del estudio clínico se habla de eficacia, no de efectividad.

“La eficacia se evalúa contra un placebo. En la vida real, cualquier persona que se ponga la vacuna y no tenga controladas sus morbilidades sea por desconocimiento, falta de medicamentos, o porque no tiene el tratamiento adecuado, influye en que la persona transite hacia diferentes estadíos de la Covid-19.

“Puede suceder también que con la presencia de la cepa delta existe una mayor infección de las personas lo cual ha provocado que estén abarrotados los sistemas de salud lo cual influye en el tratamiento a las personas en aras de evitar que transiten hacia la enfermedad sistémica severa, de manera que han confluido muchos factores que en un estudio clínico no se dan, y son consecuencia de que la efectividad de la vacuna disminuya, algo que ocurre no solo con la vacuna cubana,  sino también con  las vacunas Pfizer, Moderna y Astrazeneca ante la variante Delta, en comparación con la Alpha (según estudio reciente publicado en la revista The New England Journal of Medicin).

“En otras palabras, todas las vacunas a nivel mundial, cuando van hacia la vida real, o sea, hacia un campo más abierto, disminuyen en su efectividad.

El doctor Eduardo Martínez Díaz, Presidente del Grupo Empresarial BioCubaFarma, comentó al periódico Granma el 24 de agosto que las evidencias existentes hasta el momento sobre la efectividad de las vacunas cubanas, incluso en el escenario de circulación de la cepa Delta, “son muy buenas y alentadoras, aunque se debe seguir midiendo la repercusión en la reducción de la gravedad y la muerte, en la medida en que avanza la inmunización de la población”, dijo.

Martínez Díaz, al referirse a los resultados que van mostrando los datos preliminares sobre la efectividad de las vacunas cubanas, ejemplificó:

“En Cuba, la vacunación a la población comenzó desde el mes de mayo, y hasta el 14 de agosto 2,6 millones de personas habían recibido las tres dosis y tenían, como mínimo, 14 días después de la última, que es el tiempo a partir del cual se pude medir la efectividad.

«Según los datos que ha brindado el Ministerio de Salud, solo el 0,96 por ciento de esas personas completamente vacunadas se habían infectado con el virus y la sobrevivencia era del 99,9956  por ciento, o sea, solo el 0,0044 por ciento habían fallecido.

«Por otra parte, en La Habana, donde más se ha podido avanzar en la vacunación, se ha encontrado que la mortalidad por cien mil habitantes entre las personas completamente vacunadas al cierre del 14 de agosto era de 2,7, mientras que entre los no vacunados era de 117, o sea, una reducción de la mortalidad de 43 veces”, argumentó Díaz.

Sirvan estas respuestas para informar a la población, esclarecer dudas y cortar rumores desde la raíz, desde el conocimiento.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Yo estoy muy agradecida a nuestros cientificos. Mi madre y yo nos contagiamos 6 dias despues de recibir la 3era dosis de Abdala y nos recuperamos ràpidamente. Recomiendo q se la pongan el malestar de la vacunaciòn es minimo y el beneficio enorme.

  2. Pues a mi mamá le pusieron la vacuna y a partir de ese momento comenzó con tos, coriza, febricola, pérdida de olfato, le hicieron el antígeno y resultó +, seguidamente el pcr y a los 5 días nos informaron q era negativo, mucha gripe, el tratamiento fue azitromicina, nasalferon, paracetamol. Se vio muy mal y así hay muchos casos