Cine de Cubanía

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 20 octubre, 2016 |
0
Proyecto de creación audiovisual Picacho/FOTO Rafael Martínez Arias
Proyecto de creación audiovisual Picacho / FOTO Rafael Martínez Arias

Todavía entrar a una oscura sala ¨refrigerada¨ y chocar con  figuras humanas y objetos  inmensos cautiva al ser humano y ojalá por mucho tiempo. Este milagro físico-químico devenido fenómeno económico, social y cultural, que surgió en las postrimerías del siglo XIX transformándose con relativa celeridad en las primeras décadas del siglo XX aún hoy causa gran impacto en las vidas humanas.

Y no hablo de un medicamento ni útil hogareño, sencillamente aludo al cinematógrafo, cuyo apócope cine va de boca en boca como palabra mágica abriendo la inmensidad del universo: el real e imaginario que tienen en común pero diferentes realizadores  y público.

Por su influjo cautivador es una de las propuestas más abarcadoras y variadas del Centro Provincial del Cine en Granma, durante la XXII Edición de la Fiesta de la Cubanía que concluye hoy en Bayamo.

La XXIX Edición de la Jornada de cine cubano e internacional contempló varias muestras temáticas entre las que se destacan las del hermano pueblo de Guatemala, con filmes como La vaca, Cápsulas y el documental Abrazos, que se complementaron con actividades que reflejan la cultura de ese pueblo latinoamericano.

Además se exhibieron documentales cubanos y en el ciclo historia de nuestro cine el correspondiente a la época pre-revolucionaria, que junto al resto de las obras expuestas se llevaron en el cine móvil hasta comunidades periféricas de la Ciudad Monumento.

Un homenaje a la obra del realizador cubano Fernando Pérez se encuentra  entre lo más significativo de la Fiesta, con filmes como La pared de las palabras, Suite Habana y Clandestinos.

Se mostraron   las principales obras premiadas en el evento Muestra Joven del Icaic del presenta año, en las categorías documental (Héroe de Culto de Ernesto Sánchez), cortometraje (Nosotros, la banda de Irán Hernández y Patria Blanca de Leandro de la Rosa) y animación (No country for old squares de Yolanda Duany y Ermitis Blanco).

Hasta Bayamo se trasladaron los jóvenes realizadores Leandro de la Rosa y Violena Ampudia para compartir con los públicos locales y niños y niñas en un taller de creación que se realiza en el cine Céspedes. También participan los pequeños del municipio de Guisa que se agrupan en el proyecto de creación audiovisual Picacho.

Durante la Fiesta de la Cubanía tuvo lugar el certamen provincial de presentadores de filmes, evento que de forma previa se desarrolla en los trece  municipios de  Granma. Y si de certámenes competitivos  se trata se realizó además la IV Edición del concurso Corcel del Cauto, para cortometrajes de ficción de uno  y tres minutos de duración, en esta oportunidad se presentaron más de 40 obras de todo el territorio nacional. Como parte de esta competencia se suma la lid de carteles cinematográficos, en la que emulan 12 obras  de artistas locales.

El filme cubano El acompañante, que por estos días tiene una repercusión mundial significativa en los medios de prensa y festivales, volvió a la pantalla grande del Cine Céspedes y se estrena hoy el capítulo II Liberación de la serie de animación histórica La ciudad invicta, un proyecto del Historiador de la ciudad de Bayamo y los estudios de animación del Icaic a través de la sucursal Anima de Holguín.

No se concibe en estos días comunicar, enseñar, informar, adoctrinar si no se usan imágenes dramatúrgicamente organizadas con música, sonidos y efectos visuales. Es el lenguaje más contemporáneo, más popular y el que afortunadamente todavía cautiva en la inmensa sala oscura para compartir con multitudes desconocidas la emoción de la trama, lo demuestra la asistencia de público a esta XXII  Edición de la Fiesta de la Cubanía para la que se ha concebido un intenso y variado programa cinematográfico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *