Colabora empresa textil con desarrollo educativo cubano

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 31 agosto, 2017 |
0

Guantánamo, – La Unidad Empresarial Confecciones Textiles Ámbar, de Guantánamo, fiel colaboradora del desarrollo educacional cubano, cumplió su compromiso con el inminente curso lectivo al tributar más de 500 mil piezas de uniformes escolares, actualmente en venta en comercios minoristas.
Alberto Hernández, director de esta entidad que agrupa ocho atelier en el territorio, dijo a la ACN que el total aportado abarcó producciones para cuatro provincias, incluidas para la propia localidad 174 mil 500 prendas en todas sus modalidades, para la educación primaria, secundaria, preuniversitaria y técnica.

Otras 284 mil unidades confeccionadas por Ámbar, entre sayas, blusas y pantalones –puntualizó- beneficiaron a buena parte del sector pioneril de La Habana, y específicamente con unos 45 millares y medio de faldas para niñas de la primera enseñanza se cumplió lo pactado con los territorios de Artemisa y Mayabeque.

Señaló el directivo de la textilera que, aparte de esas fabricaciones, 21 mil piezas de uniformes se destinaron a alumnos guantanameros becados, de los distintos niveles de instrucción general, y con más de 100 mil se completó lo acordado para estudiantes de la Salud, locales y de otras provincias.

Enrique Collado, subdirector económico de Educación en Guantánamo, comentó que desde el 20 de mayo en el territorio se expenden los uniformes en tiendas para este fin, comercialización que por estos días próximos al curso escolar toma fuerza y hasta ahora ronda más del 90 por ciento de lo planificado.

Apuntó el directivo que, para mejor organización, en un inicio se priorizaron las ventas locales a las enseñanzas primaria y preescolar, con énfasis en los nuevos ingresos; seguidamente se generalizó al resto de los niveles, y a partir del 21 de agosto se abrió la posibilidad de adquirir las prendas en cualquier municipio.

Según opinión de algunos clientes se percibe mayor organización respecto a años anteriores, lo cual incide positivamente en el bienestar de la población, y el criterio también es favorable en cuanto a la cantidad de uniformes y la variedad en las tallas, con la facilidad de cambio ahora en cualquier unidad.

Junto a la empresa textilera Ámbar aporta igualmente desde Guantánamo al desarrollo educativo cubano el Poligráfico Juan Marinello, que a la fecha consumó también su encomienda inicial de más de un millón y medio de libros impresos y distribuidos ya en almacenes de abastecimiento al sector educacional de todo el país.

Informes de la dirección provincial de esta rama afirman que están asegurados los recursos materiales y humanos necesarios para iniciar el curso 2017-2018, que acogerá una matrícula de más de 93 mil educandos de los niveles de enseñanza general, detalles corroborados por la Ministra de Educación Ena Elsa Velázquez en reciente visita a la provincia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *