Colecta pública para restaurar Notre-Dame supera 23 millones de euros

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 16 julio, 2019 |
0

París, – Una colecta pública de fondos para la restauración de la emblemática catedral de Notre-Dame en esta capital supera los 23 millones de euros, informó hoy la Fundación de Patrimonio, a cargo de la iniciativa.

En su portal digital Salvemos a Notre-Dame, la entidad privada que trabaja en la ‘salvaguarda y la valorización del patrimonio francés’ destaca que más de 220 mil personas han dado su aporte, después del incendio que el 15 de abril afectara parte de la estructura y destruyera la aguja de la instalación ubicada a orillas del río Sena.

El proyecto invita a todos los que han disfrutado el esplendor de la catedral a ayudar a reconstruir este símbolo de la cultura y la historia francesas, declarado en 1991 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

La organización asegura que todos los fondos donados por personas, instituciones o empresas tendrán como destino los trabajos en el sitio visitado cada año por unos 14 millones de franceses y turistas.

Esta colecta se suma a los cientos de millones de euros aportados por compañías y poseedores de grandes fortunas, aunque las labores de reconstrucción como tal no han comenzado, solo las de estabilización de la estructura y sus inmediaciones.

En el centro de la polémica está un proyecto de ley promovido por el gobierno para fijar cuestiones como la gestión de los recursos disponibles, facilidades para impulsar los trabajos y la creación de una entidad encargada de supervisarlos.

La iniciativa ha pasado sin grandes problemas por la Asamblea Nacional, donde el partido gobernante La República en Marcha y sus aliados tienen mayoría, pero ha enfrentado la crítica y la reforma en el Senado, controlado por la oposición.

Los opositores básicamente se niegan a darle carta abierta al ejecutivo en materia de reconstrucción, bajo el argumento de no crear un precedente de relajamiento de las normas ambientales, urbanísticas y de seguridad.

También las diferencias pasan por la intención del presidente Emmanuel Macron de terminar la restauración de Notre-Dame en cinco años y de dotar a la nueva aguja de un toque de modernidad, posturas rechazadas por quienes piden que las labores de recuperación duren el tiempo necesario y la fachada no cambie en nada respecto a su estado previo al fuego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *