Colombianos subastarán obras de arte para restaurar Sierra Nevada

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 10 noviembre, 2016 |
0
SierraBogotá, – Artistas colombianos y aficionados subastarán sus obras con el fin de recaudar fondos para reforestar la Sierra Nevada de Santa Marta, reserva de la biosfera, y construir escuelas que acogerán a pequeños de la comunidad Kogui, reseñaron hoy noticiarios.

Con el nombre de ‘Pinta la paz, siembra la vida’, la iniciativa persigue contribuir a la restauración de ese escenario, mayor formación montañosa litoral del planeta, castigada por sucesivos incendios forestales y la acción del hombre, precisó el portal digital El Espectador.

Además, los fondos de la subasta prevista para mañana serán destinados a la edificación de colegios para los niños de la etnia Kogui, uno de los pueblos originarios asentados en dicha serranía, a orillas del mar Caribe.

La Sierra Nevada de Santa Marta, la cual alcanza una altura de cinco mil 775 metros en sus picos nevados, abriga a la legendaria ciudad perdida, construida milenios atrás por los indígenas Tayronas.

Según expertos, la tala indiscriminada es uno de los flagelos que azotan a ese privilegiado paraje, el cual conserva apenas el 11 por ciento de su cobertura vegetal nativa, así como la expansión del turismo junto al accionar de cárteles de la droga.

El deshielo de sus cumbres por los efectos del acelerado cambio climático, preocupa también a ecologistas y a los grupos aborígenes del lugar, entre los que sobresalen también los wiwas, arhuacos y kankuamos, esos últimos casi exterminados por grupos paramilitares.

Tal idea pretende convertirse en un símbolo de reparación frente a los daños ocasionados a nuestro entorno, manifestaron organizadores del proyecto.

La llamada ciudad perdida fue descubierta en 1976 por un equipo de arqueólogos del Instituto Colombiano de Antropología.

Sin embargo miembros de las tribus locales afirman que estuvieron en ese sitio antes, pero habían guardado silencio al respecto.

Arhuacos, koguis y wiwas, creen que fue el corazón de una red de aldeas habitadas por sus antepasados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *