Comienza en Egipto, y el mundo musulmán, la Fiesta del Sacrificio

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 31 agosto, 2017 |
0
El Cairo, – Los egipcios, como todos los habitantes del mundo musulmán, se concentrarán a partir de hoy y hasta el próximo 4 de septiembre en una de sus principales celebraciones religiosas anuales, el Eid Al Adha (Fiesta del Sacrificio).

Durante la festividad los creyentes rememoran el pasaje bíblico (y coránico) de obediencia de Abraham a Dios.

De acuerdo con esos textos sagrados, el patriarca estuvo dispuesto a sacrificar a su hijo Ismail (a Isaac según la tradición judeo-cristiana) para mostrar su devoción, pero en el momento supremo Dios sustituyó al vástago por un cordero.

De esa manera, el Islam celebra el Eid Al Adha el décimo día del mes de Dhu Al Hijjah (del calendario islámico lunar), unas 70 jornadas después del fin del Ramadán.

El ritual comienza con las primeras luces del día, cuando se realiza un rezo propio del Eid, que constituye una ocasión solemne con sentido de hermanamiento.

Luego, cada persona se dirige a su casa, pues tradicionalmente las familias que cuentan con poder económico para ello realizan el sacrificio de un cordero, el cual, según los recursos disponibles, puede ser ‘sustituido’ según las costumbres de cada país por una vaca, buey, búfalo o camello (dromedario).

La carne del animal, según la tradición, es dividida en tres partes iguales.

La primera porción está destinada al consumo de la familia, la segunda para parientes más lejanos y amigos, y la tercera para repartir entre los pobres o quienes no pueden adquirir un ejemplar, sin tener en cuenta tendencias religiosas.

En Egipto es muy común que se opte por un animal grande que, en general, alcanza para siete familias, más las obligaciones correspondientes con conocidos y extraños.

Este 2017, para comodidad de los egipcios, las temperaturas se mantienes moderadas, en torno a los 35 grados Celsius, la cual, dada la baja humedad relativa atmosférica, es bien soportable.

De otro lado, y como la fiesta coincide este año con un fin de semana que sirve de puente laboral, la actividad general en el país se paraliza, pues muchas personas viajan a sus lugares de nacimiento para reunirse con sus familias.

Así, una vez mas se cierra un ciclo milenario de tradiciones que, ante todo, buscan fomentar la fraternidad y ayuda entre los hombres.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *