Comparsa manzanillera de Romilio, luchará por mantener el cetro

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez y Zeide Balada Camps | 26 agosto, 2015 |
0

Comparsa de Romilio, ManzanilloMuchos no vacilan en asistir religiosamente cada noche a los ensayos de la comparsa de Romilio, la segunda más antigua de la ciudad de Manzanillo, y que por cinco años consecutivos atesora el primer lugar en las competiciones que tienen lugar durante los carnavales, logro pocas veces alcanzado por sus semejantes.

“Tal vez ese sea el motivo que nos impulsa a seguir adelante y dar lo mejor de sí frente a la tarima del jurado y la multitud de manzanilleros”, manifestó Wilberto Guerra Gómez, coreógrafo de comparsa, elemento inseparable de la idiosincrasia local.

Antonio Quezada Labrada, su actual director, heredó la tutela por su padre. Desde entonces, se desvela por ser fiel a este compromiso no solo con su progenitor, también con el pueblo manzanillero, que desde hace 79 años está acostumbrado al correteo de sus trompetas, tambores y guaracheros.

Cuentan que reposado en una de las salas del Hospital Celia Sánchez, debido a padecimientos que le arrancaron la vida, le dijo a su hijo Antonio: “Mijo echa pa´lante. Ahora te toca a ti dirigir la comparsa. Confío en que lo sabrás hacer tan bien como yo”. Languidecía poco a poco este precursor de la música y el baile popular, mas la continuidad estaba afirmada.

La comparsa desde su estreno en el año 1936, con los chinos, ha estado dentro de los primeros lugares, escaños logrados con empeño en la preparación, el tema representado, el montaje, la selección musical y la coreografía.

El reto, es asumido este 2015 por sus 75 integrantes, 50 de los cuales son faroleros y bailadores, quienes defienden con destreza y gracia defienden bailes cubanos como el son, el chachachá y el mambo.

Este año la comparsa de Romilio defenderá el tema Cuba, jardín de la amistad. La presentación, llevará implícito el colorido, la musicalidad y la alegría propia del festejo, y como ingrediente secreto, la inspiración de su fundador, que probablemente les bendecirá desde el cielo.

Wilberto Guerra Gómez, instructor de la Casa de cultura y coreógrafo de la emblemática comparsa , aspira a lograr como en anteriores festejos, el cotizado premio.

“La parte de la coreografía siempre es complicada, pues se basa en una idea propuesta por el director, a partir de la cual debo transmitir elementos a los bailarines. No obstante, con disciplina y amor, se logra.
“Nunca estoy satisfecho con lo que hago, el instructor siempre debe elevar sus expectativas, debe aprender algo nuevo para en un futuro desarrollarlo y enseñarlo a la juventud.

“Tenemos un trabajo estrecho con las escuelas. Captamos a niños y jóvenes, y los dotamos de cuantiosas habilidades y técnicas. Llegan a nosotros con cinco y siete años de edad. En nuestras manos se convierten en hombres y mujeres. Pero así somos, un equipo enamorado del proyecto.”

El carnaval de Manzanillo, acota este joven coreógrafo, se caracteriza fundamentalmente por el órgano, las congas, el carácter jocoso y guarachero del pueblo, que lleva en la sangre las ansias por bailar, esas que un día inspiraron a Romilio a crear una comparsa para llenar de arte al pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .