Con medidas apremiantes, presidente argentino inicia su gestión (+fotos)

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 11 diciembre, 2019 |
0
Buenos Aires,Con los vestigios aún de una Plaza de Mayo desbordada y rendida a los pies de Alberto y Cristina Fernández, el nuevo mandatario argentino y su vicepresidenta comienzan hoy su primer día de gestión con medidas apremiantes a tomar.

 

La emblemática Plaza, ese lugar cargado de historia de las Madres, de las Abuelas y de tantos acontecimientos históricos, se convirtió la víspera en la Plaza de la esperanza, como le llamaron algunos de los que fueron a dar la bienvenida a esta nueva etapa que ya se respira en un país atravesado por cuatro duros años de una gestión que lo sumergió en una profunda crisis.


La emoción vivida la víspera, aún palpita, y lo refleja una monumental foto con vista aérea que captura una larga avenida de mayo y sus alrededores colmada de gente, de pueblo. No había espacio apenas para respirar, como constató Prensa Latina.

Entre la muchedumbre, un hombre muy emocionado y sonriente disfrutaba el momento al lado de su joven hija. Siento mucha felicidad, han sido cuatro años muy terribles, estamos aquí viviendo un momento histórico, decía mientras otros sumaban su abrazo colectivo y llamaban entre todos a ayudar al nuevo Gobierno para salir adelante.

Sin tiempo que perder, el mandatario comienza hoy su ciclo junto al Gabinete, ya investido, el equipo con el cual espera poner a Argentina de pie junto a todos porque el de su gobierno, como ha repetido, es el de todos y todas los que creen en un mejor país con justicia social es posible.

Aún resuena el encendido discurso del Jefe de Estado tras ser investido la víspera en el Congreso de la Nación, en el cual, con alto vuelo, pidió abrazar al diferente, apostó por cerrar esa grieta que hoy lacera a la sociedad, desterrar el odio y unir a los argentinos para poner a la nación de pie.

Con esa premisa inicia este nuevo día y ya tiene varias medidas que anunció ayer con prioridades como atender urgentemente a aquellos que la están pasando mal, al que no come, prender la economía y la industria y renegociar la deuda.

Dávila recordó con dolor que la Asamblea Permanente de Derecho Humanos de Bolivia arengó la violencia, el golpe contra Evo y calló frente a 34 muertos, heridos y detenidos.

Asimismo, el excónsul de Bolivia en Argentina Ademar Valda, denunció el martes la violación de sus derechos humanos al ser arrestado de forma arbitraria en el aeropuerto ‘Jorge Wilstermann’, de Cochabamba, por supuesto uso ilegal del pasaporte diplomático.

‘Estoy siendo retenido ilegalmente en el aeropuerto Jorge Wilterman, no me explican las razones, hace más de 50 minutos que no me permiten abordar mi vuelo a Buenos Aires’, escribió Valda en su cuenta de Twitter cuando era trasladado a las instalaciones de la Fuerza Especial de Lucha contra el Crimen en esa urbe.

El exdiplomático anunció la existencia de una alerta migratoria por esa presunta violación y el impedimento de presentar sus documentos como cónsul, ‘pero resulta que yo compre mi boleto con mi Carnet de Identidad como todo ciudadano, el gobierno golpista solo busca intimidarnos’, enfatizó.

Valda, quien fuera diputado por el MAS, fue designado en el cargo por el entonces presidente Evo Morales, en agosto pasado y destituido el 23 de noviembre por Áñez.

El exgerente interventor de la Empresa Pública Social de Agua y Saneamineto, Humberto Claure, y el exviceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada, también están en la mira del régimen golpista en Bolivia.

Para dar con el paradero de Rada, fue emitido un pedido a la Interpol (Policía Internacional) o activación de la notificación azul al enfrentar cargos por tres muertes de civiles opositores en 2007 cuando fungió como titular de Gobierno, durante una protesta contra la asamblea constituyente en la ciudad de Sucre (Chuquisaca) bajo asedio de grupos violentos.

La Cámara de Diputados, con amplia mayoría el MAS, aprobó la semana pasada un proyecto de ley de garantías democráticas para impedir la detención y violencia de exfuncionarios y dirigentes sociales, pero la gobernante Áñez ratificó que está decidida a bloquearla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *