Confesiones antes de comenzar el circo

El espectáculo está por iniciar en el teatro Bayamo, de la provincia cubana de Granma, restan 15 minutos para las cinco de la tarde y mientras los artistas se preparan en los improvisados camerinos, afuera, en la entrada auxiliar, converso con el director fundador del Circo Granma.
Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 6 enero, 2021 |
0

Foto Cortesía del artista-Me llamo Jorge Luis Rodríguez Verdecía, soy manzanillero y desde pequeño amaestraba animales, de manera que el circo se integró muy tempranamente a mi vida.

“Recuerdo que en 1993, llegué a Cienfuegos con el propósito de entrenar perros en un Club canino, dos años después regresé a mi pueblo para desarrollar similar labor, esta vez con fines competitivos, pero decidido a continuar aquel legado circense, que desde el siglo anterior, aportaron muchos coterráneos.

“Un día me acerqué a Manuel Olivera Álvarez, entonces director de la Casa de cultura, le hablé del proyecto que rondaba mi mente y

comenzamos los trámites oficiales: la Dirección municipal de Comunales nos entregó dos cachorros de leones, Flora y fauna aportó una pareja de cocodrilos, para ampliar los números con animales.

“La población decía que estábamos locos, pero aún bajo esa desfavorable opinión enfrentamos la captación de jóvenes para luego formarlos, ente el llamado, aparecieron gimnastas jubilados y emprendimos el montaje de la cuerda floja, adagios acrobáticos, payasos… hasta que el 14 de septiembre de 1995 nos presentamos como la Compañía de variedades circense Granma.

“En 1998 realizamos una gira promocional por Cienfuegos, la interacción del público con nosotros fue tan acogida, que muchos artistas se casaron y decidieron quedarse allá ,golpeados por el amor regresamos con dos payasos y un acróbata, que todavía permanece en nuestra compañía.

“Nuevamente otra convocatoria para captar talentos, parece que esta vez la suerte nos favoreció, los nuevos ingresos pertenecían al barrio donde está enclavada la terminal ferroviaria, área referencial para el enclave de cuanto circo llegaba a la zona del Guacanayabo .

“Contábamos con el personal disponible, pero no con un lugar fijo para entrenar, lo realizábamos en el andén ferroviario y en el estadio deportivo Wilfredo Pagés de la ciudad hasta que, animados por mostrar nuestras potencialidades nos anexamos en el año 2000 al circo Areito, de Camagüey, allí permanecimos durante siete años.

“Pienso que en Granma faltó el apoyo de ciertos decisores para desarrollarnos, y lo digo porque enhorabuena llegamos a nuestra provincia en prestación de servicios, para asumir la parte cultural de un acto convocado por Lázaro Expósito Canto, por esa etapa Secretario del Partido en el territorio.

“Al concluir la actividad, el directivo se reunió con el colectivo y propuso reincorporarnos al territorio, pero con artistas granmenses , aceptamos la propuesta y agradecidos por el apoyo ofrecido por nuestros hermanos camagüeyanos, nos despedimos.

“Regresamos a Manzanillo y como el proyecto avanzaba, agrupamos a jóvenes egresados de la Escuela Nacional de Circo, que junto a los formados en la compañía, logramos la integralidad del conjunto, que nos facilitó la entrada al Consejo provincial de las Artes Escénicas.

“El trabajo marcha bien, contamos con todos los géneros complementarios que realiza el circo cubano: acrobacia en suiza, pulsada sobre taburete, adagio acrobático, aro volante, palo aéreo, contorsiones, doma de leones, cocodrilos, monos y perros amaestrados, malabaristas, equilibrio sobre cuadrantes, magos, payasos…

“Actualmente compartimos espacios entre similares compañías radicadas en La Habana, Matanzas, Camagüey, Holguín, Guantánamo y Ciego de Ávila y aunque no estamos satisfechos del todo, trabajamos por mostrarle al público un espectáculo que satisfaga sus expectativas”.

Entre bambalinas alguien emite una orden, el director se despide, las luces colorean el escenario, sube la música y estallan los aplausos, son las cinco de la tarde,comienza la función.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *