Confesiones en paralelo

Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 23 mayo, 2020 |
4

JOAQUÍN BORRERO BRING, COMENTARISTA DEPORTIVO DE LA RADIO CUBANA, LEGITIMA UNA HISTORIA QUE VALE LA PENA CONTAR

NARRADOR: (ENFÁTICO) Repleto el estadio Wilfredo Pagés, de la Ciudad del Golfo… preparado el pitcher, lanza… línea de hit por el jardín central…  

JOAQUÍN: ¨Nací el 2 de marzo de 1954, en Manzanillo, y desde muy joven, el bichito radial que llevaba dentro lo compartía con Nelson Santoya, un compañero de aula, en la secundaria Bartolomé Masó Márquez, que, entre sus locuras, narraba imaginarios juegos beisboleros de grandes ligas.

“Aquello lo disfrutaba tanto que siempre estuve cerca de las transmisiones de béisbol, hasta que un día los comentaristas deportivos Pedro Vera Portales y Freddy Fernández me dieron la oportunidad de colocarme detrás del micrófono.

“A partir de ese momento, desarrollé mi vocación por ese medio comunicativo, que comenzó oficialmente en 1983, en Radio Granma, donde laboré tres años, junto a Vera Portales y a José, Che, Borges Jiménez, quienes me ayudaron en la incipiente profesión.

“Recuerdo que este último era una persona muy creativa y le incorporó una campanita a su forma de narrar la pelota, de manera que al cantarle el tercer strike al bateador, la sonaba y por asociación el público sabía que el hombre estaba “ponchado”.

“Fueron años de compromisos, en los que mi tierra natal me ayudó a crear una vida de austeridad y amor al trabajo, conocí a excelentes radialistas, entre ellos al uruguayo Jorge Ibarra Zabaleta, con una experiencia inimaginable en el medio.

-NARRADOR: La pizarra marca dos y dos…cuenta pareja…    

-JOAQUÍN: ¨Buscando nuevos horizontes llegué a Radio Cadena Habana, allí narré juegos de fútbol, boxeo, baloncesto, voleibol… que me facilitaron una formación más completa con los mejores narradores y comentaristas del país.

-NARRADOR: El bateador toma la posición, viene el lanzamiento, le tira, la bola pica buena y el corredor llega a segunda…

-JOAQUÍN: ¨En 1990, Radio Rebelde me propuso asistir, con Walfrido Castro, a un torneo de boxeo, Cinturón de oro, en Rumanía, un año después Radio Habana Cuba formuló un contrato de servicio con la emisora en la que trabajaba y transmití el boxeo, eliminatoria y final, en los Juegos Panamericanos de La Habana.

“Luego me buscaron para que lo hiciera con el voleibol masculino entre Cuba y Brasil, en el Polideportivo capitalino Ramón Fonst, le siguieron otros alistamientos internacionales, pero algunos no procedieron.

-NARRADOR: La lluvia amenaza con caer sobre la Ciudad de los coches…

-JOAQUÍN: ¨Por avatares de la vida, retorné a Granma, el entonces director provincial de la Radio, Efraín Rodríguez Ricardo, tras leer mi currículo, me abrió las puertas y encomendó la primera tarea: narrar el torneo nacional de boxeo Playa Girón,(1975), en la Sala 12 de Enero, del reparto Jesús Menéndez, en Bayamo.

“Trabajé 24 años en CMKX, allí aprendí con el Decano Terencio Montero, algunas picardías en el arte de narrar, de Rafael Lapinell su consagración y de Pachi Espinosa, el compañerismo en la pareja explosiva que formamos, la más seguida por la afición beisbolera, desde 1995, hasta el 2019.

“La radio se convirtió en mi vida, en mi pasión y mi paradigma, era muy difícil que faltara a un turno de labor, siempre tuve presente las palabras de mi padre: ‘El trabajo te da personalidad y salario, las personas te querrán de acuerdo con tu actuación en la vida y en lo laboral’.

“En este medio me reconocieron con Por la obra de toda la vida dedicada al béisbol, también con El micrófono y el Sello 90 aniversario de la Radio cubana, las distinciones Félix Elmuza y la Raúl Gómez García, e incontables diplomas que harían muy amplia la relación.

“Me jubilé a los 65 años de edad por decisión propia, fueron muchas madrugadas radiales, faltaba motivación para continuar y tenía la seguridad de que dejaba en mi puesto a un colega inteligente y capaz:Yunel Hernández Batista y eso fortaleció mi decisión final”.

-NARRADOR: Arrecia la lluvia, el árbitro y la comisión técnica salen al terrero… parece que hasta aquí llegó el partido…

-JOAQUÍN: ¨Durante el último tramo de mi vida seguí en detalles cada juego que colocó al equipo Granma como campeón nacional en las series 56 y 57, sin embargo, me dolió que en ninguna de las dos ocasiones se nos invitara, al menos, como espectador a las galas, pero aquí estoy, en lo que puedo ayudar, lo hago”.

-NARRADOR: Arrecia el aguacero y ponemos punto final a las transmisiones de hoy, volvemos a cabina central.

-La lluvia cae sobre la ciudad de Bayamo, el público busca donde guarecerse, mientras desde el quinto piso de un edificio multifamiliar, contiguo al Mártires de Barbados, el cronista deportivo escucha la emisora que le aportó los mejores momentos de su existencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Saludos
    Mucha salud para ti Joaquín, disfruté mucho de tus narraciones q junto a Pachi lograron ejercer un trabajo encomiable y una dupla muy seguida por todo el Oriente y hasta donde la emisora llego con la señal. Siempre t extrañaremos. Un abrazo.

  2. Saludos Joaquín, el pueblo de Granma y una parte importante del de Cuba que te vimos narrar como uno de los grandes narradores de Cuba te invitó a la gala de la que otros te obviaron, la del reconocimiento popular de esa nadie te puede excluir porque el pueblo no se equivoca. Exitos en tu vida hermano.

  3. Gran periodista y narrador deportivo, mejor persona. Siempre dispuesto a brindar sus conocimientos y ayuda. Nunca se escuchó un ápice de autosuficiencia en sus narraciones y comentarios a pesar de su vasta cultura, no sólo deportiva. Todo esto lo digo con propiedad ya que tuve la oportunidad de trabajar con él en varias transmisiones (en Play Off finales de Series provinciales y en series regulares del máximo evento beisbolero cubano) y al terminar siempre me quedó la sensación de que no había asistido a un juego de beisbol sino a una clase de narración y comentarios deportivos, de dicción, de respeto por el oyente, profesionalidad y profesionalismo. Ojalá Dios le dé mucha salud para que pueda seguir dándonos sus conocimientos aunque le sigamos extrañando detrás del micrófono.