Consejo provincial del Poder Popular: En la mira prioridades económicas y sociales

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 14 mayo, 2020 |
0
FOTO/Luis carlos Palacios Leyva

Con un minucioso examen de las acciones que pueden llevar a la reanimación del programa ganadero, y otras que den respuesta al mejoramiento de diversos servicios, sesionó el Consejo Provincial del Poder Popular en Granma.

El informe que sirvió de base al debate de ese primer y principal tema, muestra el recorrido de la ganadería granmense desde el triunfo revolucionario y su principal punto de ascenso, sostenido en inversiones que al menos en 1987 permitieron alcanzar en el territorio un rebaño aproximado de 500 mil cabezas, con más del 80 por ciento de línea lechera.

Ese año, Granma contabilizó 108 mil nacimientos, el 85 por ciento de inseminación artificial, y 400 mil hectáreas dedicadas a la ganadería, el 80 por ciento con pastos mejorados. Esos números se tradujeron en la producción de 80 millones de litros de leche (6,4 por vacas en ordeño), y un envío a la industria láctea de 60 millones de litros, en tanto la producción de carne para la industria superó las 34 mil toneladas.

Por el deterioro que sucedió a la desaparición del campo socialista, y los problemas presentes en el programa en los últimos años, a pesar de soluciones alternativas implementadas por el país posteriormente, Granma en el período 2015-2019 contaba con 252 mil cabezas en el sector privado.

Se ha mantenido un decrecimiento anual en todos los indicadores. Atribuido a elevados índices de mortalidad, déficits nutricionales, incorrecto manejo y baja eficiencia en la reproducción.

Medidas implementadas en el país y extendidas hasta el territorio han llevado al inicio de la recuperación del sector, con la instalación de equipos de ordeño mecánico y refrigeración en 37 vaquerías típicas, la activación de cinco centros para la cría artificial de terneros, y la plantación anual de más de seis mil hectáreas de pastos y forrajes, entre otras acciones.

El programa de recuperación, de acuerdo con Alexander Rojas, delegado de la Agricultura en la provincia, está enmarcado en cinco años, y el tiempo a que pudiera extenderse más allá de ese término, está en relación con la consagración de sus ejecutores.

La responsabilidad con que se materialice corresponde, al decir de Francisco Alexis Escribano Cruz, Gobernador de la provincia, no solo a la Agricultura como institución rectora, sino también a las estructuras del Gobierno en cada municipio, con acciones ajustadas a las particularidades de cada demarcación.

En el examen quedó claro que los problemas estructurales, funcionales y organizativos persistentes constituyen obstáculos para la recuperación, y entre las soluciones de prioridad deben estar las correspondientes a transformar la insuficiente base alimentaria, el deterioro de las fuentes de abasto de agua, la elevada carga animal por hectárea disponible, la desorganización del flujo zootécnico, el mal manejo, y el insuficiente aprovechamiento de la inseminación artificial, entre otras realidades.

La recuperación progresiva debe llevar a producir al menos 60 millones de litros de leche cada año, prácticamente el doble de las entregas actuales, y eso precisa, convocó Escribano Cruz, con un sistema de trabajo operativo, sostenido y chequeo permanente.

Tras este debate, los integrantes del Consejo Provincial del Poder Popular analizaron lo referente a la atención a los planteamientos de los electores, para cuya solución se recabó nuevamente mayor agilidad y responsabilidad de las direcciones administrativas, así como el comportamiento del servicio de acueducto, y la búsqueda de variantes para elevar el suministro más eficiente de agua a la población.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *