Conserva Ciego de Ávila título de monarca del béisbol cubano

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 17 abril, 2016 |
0

Ciego de ÁvilaCiego de Ávila-. El equipo de Ciego de Ávila venció hoy 8-0 a Pinar del Río en el séptimo partido del play off final del campeonato cubano de béisbol en su edición 55, para retener la corona conquistada en la anterior campaña.

Luego de sufrir tres fracasos seguidos y ver cómo los Vegueros pinareños empataban la serie por el título, los Tigres frenaron el ímpetu de sus rivales con arrolladora ofensiva de 12 imparables, para adjudicarse su tercera corona en la historia del clásico nacional, segunda de forma consecutiva.

Dachel Duquesne se vistió de héroe este domingo en el encuentro celebrado en el estadio José Ramón Cepero, de Ciego de Ávila, al limitar la ofensiva de Pinar del Río a solo seis indiscutibles en siete capítulos de labor y sumar su tercera victoria de la postemporada.

Pinar del Río utilizó cuatro lanzadores en el partido, con la derrota a la cuenta del abridor Erlis Casanova, quien soportó cuatro incogibles y dos limpias en dos capítulos y un tercio de actuación.

Guillermo Avilés guio el ataque artillero de los Tigres avileños al conectar de 4-2 con un jonrón y par de empujadas en el desafío, secundado por José Adolis García y Luis Robert Moirán con par de remolques per cápita, y Yoelvis Fiss, autor de par de dobletes en cuatro turnos y una impulsada.

Ciego de Ávila inauguró el marcador en la parte baja del tercer episodio con par de anotaciones, tras combinarse boleto a Yorbis Borroto con wild pitch, sencillo impulsor de José Adolis García y doblete de Yoelvis Fiss ante los envíos del abridor Erlis Casanova, quien cedió el montículo a Vladimir Baños.

En la quinta entrada los discípulos de Roger Machado explotaron al relevista Baños al pisar la goma en tres oportunidades por intermedio de sendos batazos de dos esquinas de Fiss y Osvaldo Vázquez, y jonrón de Guillermo Avilés a lo profundo del jardín derecho.

Los Tigres pusieron cifras definitivas en el marcador con otro racimo de tres carreras en el sexto acto, dos de ellas remolcadas por doblete del jardinero Luis Robert Moirán ante los envíos de Frank Medina.

El abridor Dachel Duquesne trabajó sin grandes contratiempos hasta completar el séptimo inning, mientras en el octavo entró el cerrador Yennier Cano, quien retiró las dos entradas restantes sin admitir imparables para sellar el triunfo de Ciego de Ávila en la Serie Nacional 55.

Con esta victoria, los discípulos de Roger Machado conquistan el máximo galardón del béisbol cubano por tercera ocasión en las últimas cinco temporadas, luego de vencer en la gran final de 2012 a Industriales, y superar en la anterior campaña a Isla de la Juventud.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *