Consolidan programa de trasplante de riñón en región del Guacanayabo

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 3 mayo, 2018 |
0
Entre los casos más entrañables de los últimos años está la donación que el yarense Pedro Pérez hizo de uno de sus riñones al hijo de 27 años Alfredo Pérez Rodríguez. Ambos gozan de excelente estado de salud. /FOTO Cortesía familiar.

Manzanillo.- El programa de trasplantes de riñón consolida sus resultados para beneficio de los pacientes de  la región del Guacanayabo, de la oriental provincia cubana de Granma al materializarse  cinco procedimientos en lo que va del actual año.

De los favorecidos  tres pacientes que se realizaban hemodiálisis recibieron el trasplante de donantes cadavéricos, conducta altruista y solidaria de los familiares de los fallecidos, los que brindan su consentimiento para utilizar los órganos del occiso.

La licenciada Odalis Machado Reyes, coordinadora del departamento de trasplantes del hospital clínico, quirúrgico y docente Celia Sánchez Manduley, de Manzanillo, explicó a la prensa que los otros dos corresponden a donantes vivos, una de las posibilidades de mayor eficacia, porque reduce los riesgos postoperatorios. Hoy los cinco evolucionan de manera satisfactoria.

Machado Reyes dijo que esta posibilidad se aplica en el presente entre familiares allegados, como esposos, de padres a hijos, tíos, primos, solo es necesario que los órganos sean compatibles.

La especialista apuntó que desde la instalación de la salud pública manzanillera se coordinan los análisis, ingresos, consultas,  la operación y seguimiento en el Hospital Lucía Íñiguez Landín, de Holguín, cuyos especialistas son los encargados de materializar el novedoso procedimiento.

Los trasplantes marcan diferencias para cualquier centro hospitalario en el mundo, pues, prácticamente todos sus servicios se ponen en función de esa  intervención para garantizar el éxito.

Vitales son la coherencia de la red de salud y la evaluación permanente del estado físico y emocional de cada paciente.

El delicado proceder comprende primero la intervención quirúrgica en el donante para extraer el riñón, luego la “cirugía de banco” dedicada a valorar el estado del órgano, y, finalmente la operación para su implante en el receptor.

El costo de la cirugía de trasplante de riñón oscila de 50  a 100 mil dólares, en dependencia de la institución y del país donde se lleve a cabo. En Cuba es gratuito para quien lo necesite, como una de las muestras fehacientes de las conquistas de la Revolución: la salud del pueblo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *