El contingente Henry Reeve en el corazón de Yuliet

Share Button
Por Redacción La Demajagua | 12 octubre, 2020 |
0

Foto Jorge Pérez Cruz.La doctora granmense Yuliet Fernández Mojena considera al Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias Henry Reeve un espacio ideal para poner en prácticas su vocación humanista.

El Contingente fue creado el 19 de septiembre del año 2005 en La Habana, por el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, para apoyar a los pueblos del mundo ante el impacto de eventos de esa naturaleza y de aquellos días fundacionales guarda gratos recuerdos.

Yuliet tenía entonces 24 años de edad y rememora uno de sus encuentros con el líder histórico de la Revolución: “Fidel nos abrazó a todos y a mí, en particular, me preguntó por el ´famoso´ acueducto de Manzanillo, en aquellos momentos en proceso de construcción y que él seguía con muchos desvelos.

“Me puso una mano sobre el hombro y me dijo que nosotros no trabajábamos por humanidad, que trabajábamos para la humanidad y esas palabras nunca las voy a olvidar.

“En ese momento estábamos en el Consejo de Estado para partir hacia Bolivia, sabía que íbamos a trabajar en condiciones precarias y Fidel se preocupaba por la brigada médica de Pando, que éramos unos 50 muchachos muy jóvenes, pero con mucha disposición saberes.”

VOCACIÓN HUMANISTA

Y con ese legado palpitándole en el corazón cumplió misiones internacionalistas en el municipio de Sena (Bolivia) y el Estado de Rondonia (Brasil), en ambos lugares ejerció como médico de comunidad en las zonas amazónicas de las dos naciones directamente vinculadas con poblaciones indígenas.

En todos los casos, en circunstancias muy adversas, “eso sí, remarca, con la satisfacción de ayudar a personas de mucha humildad que nunca habían tenido acceso a los servicios de Salud”.

VENEZUELA EN EL CORAZÓN

Atesora con singular aprecio su primera misión en Venezuela, “ese es el orgullo más grande que tengo en mi trayectoria   internacionalista, porque integré el grupo de reimpulso de Barrio Adentro II solicitado por el Comandante Chávez, quien nos recibió en el teatro Teresa Carreño y nos convocó a que trabajáramos fuerte con las comunidades”, dice.

En esa oportunidad, la doctora Yuliet dejó su impronta en instalaciones sanitarias de los Estados de Yaracuy y Lara, pero volvió a Venezuela en marzo de este año, a los pocos días de haberse declarado la pandemia.

Arribó integrada a una brigada de 137 especialistas en Medicina General Integral solicitados por Nicolás Maduro Moro al gobierno cubano para fortalecer la asistencia primaria de Salud en los Estados de Miranda, La Guaira y Distrito Capital, entonces los más afectados por el nuevo coronavirus.

“Nunca había estado aquí en Caracas, no conocía sus cerros”, dice y señala entusiasmada las elevaciones Los Telares y Barrio de El Onoto, que circunda el Centro de Diagnóstico Integral al que pertenece, este último donde Yuliet trabaja.

“En estos lugares encuentras a las personas más pobres, más vulnerables a las enfermedades,   con muy pocos recursos, pero es la que mejor te acoge. El que venga a Venezuela y no entre a los cerros de Caracas no entiende lo que hicieron Fidel y Chávez, es verdad que es lindo y te impresiona.”

Califica de grata sorpresa y señal de buena vibra la ubicación asignada, tanto que “me parece algo divino y me compromete mucho porque este Centro de Diagnóstico Integral (CDI) se nombra Celia Sánchez Manduley, y afortunadamente soy de Manzanillo, su tierra natal, y cuando llegué aquí y vi ese nombre me dije: la vida no te puede jugar dos veces así y eso me hace sentir orgullosa.”

En este sector, denominado El Plan, está el primer CDI inaugurado por el Comandante Hugo Chávez en la Parroquia Caricuao, y laboro con las mismas enfermeras, jefas de las Unidades de Batalla Hugo Chávez y dirigentes del sector comunal que le acompañaron en ese momento histórico.

De esta manera Yuliet sintetiza las esencias de su vocación humanista: “Aquí estoy súper orgullosa siguiendo los pasos de Fidel, Raúl, Díaz-Canell y dispuesta a darlo todo por esto y por mi país”.

Por Jorge Pérez Cruz (corresponsal del periódico Trabajadores)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *