Continúa compleja situación epidemiológica en Artemisa

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 27 agosto, 2020 |
0
FOTO/Cubatel

Artemisa, – La realidad epidemiológica continúa compleja en Artemisa, pues mientras la situación en Bauta y Mariel tiende al control, han aparecido casos  confirmados de la COVID-19 con fuentes de contagio desconocidas y se constata falta de percepción de riesgo  en muchos lugareños.

De los últimos siete casos confirmados (el martes tres y el miércoles cuatro)  en cuatro se desconoce la fuente de infección, dos residen en San Cristóbal, uno en Alquízar  y el otro en San Antonio de los Baños,  dispersión que  deviene llamado a la exigencia y control de las medidas dirigidas a frenar la propagación del nuevo coronavirus Sars Cov-2.

Yanelis Amador Borrego,  jefa del subgrupo de Salud del Consejo de Defensa Provincial (CDP), informó en encuentro del órgano efectuado en la noche de ayer que de los cuatro casos del miércoles uno es un médico que vive en Alquízar y trabaja en el hospital Iván Portuondo, en San Antonio de los Baños, quien ejerció enfermo,  violando la medida  de no asistir al centro laboral con síntomas  de la COVID-19.

Refirió la doctora que durante una visita a San Cristóbal para evaluar los casos positivos, varios sin fuentes de contagio confirmadas,  detectaron que no se cumplen  el aislamiento  social ni  las medidas de restricción de movimiento que orientó el CDP.

Carilda Peña García, directora de Vigilancia y Lucha antivectorial del Ministerio de Salud Pública (Minsap), subrayó que en San Cristóbal urge ser rigurosos con la exigencia del distanciamiento sobre todo durante el día, cuando es mayor la interacción social y en consecuencia el riesgo de contagio, así como en  el uso del nasobuco (ayer se impusieron 20 multas en el hospital Comandante Pinares por no usar la mascarilla).

Peña García insistió en  que las acciones de promoción de salud deben enfatizar en la responsabilidad individual,  pues las personas deben saber qué hacer cuando presentan síntomas o signos de la COVID-19, lo que esta puede ocasionar y en el delito que incurren si no acuden al centro asistencial para evitar la propagación de la epidemia.

Gladys Martínez Verdecia, presidenta del CDP, ante la circulación del virus que se constata en San Cristóbal orientó identificar las áreas que requieran ponerse en cuarentena y ser rigurosos en el cumplimento de esta medida, la cual ha permitido cortar la propagación de la enfermedad derivada de los eventos abiertos en Bauta, Baracoa y Mariel,  y desinfectar las principales vías y espacios de la localidad.

Precisó que debido a la coyuntura que vive la provincia se propuso ayer a Ena Elsa Velázquez Cobiella, ministra de Educación de Cuba, que no comience  el curso escolar en San Cristóbal y Mariel el primero de septiembre, e iniciarlo  en Bauta luego de cerrar la cuarentena, respuesta que recibirán durante el día.

En el CDP  se informó que la provincia continúa la evaluación de los daños provocados por la tormenta tropical Laura en la rama agrícola y  avanza en la recuperación de los servicios de electricidad, abasto de agua, centros laborales  e higienización de los municipios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *