Continuidad en el mando y control interno: Pilares en la empresa estatal socialista

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 28 septiembre, 2018 |
1
FOTO/ Rafael Martínez Arias

El papel esencial de la política de cuadros, de la continuidad en el mando, y del estricto control interno en la empresa estatal socialista, fue reiterado este jueves en Bayamo por Alfredo López Valdés, titular cubano de Industrias, durante el consejo de cooperación de las entidades que en el territorio granmense integran ese sector de la economía.

El miembro del Consejo de Ministros y diputado al Parlamento, provocó reflexiones entre los directivos de las organizaciones productivas del grupo, sobre la necesidad de la objetiva identificación de las reservas de cuadros.

Compartió en el encuentro algunas de las principales deficiencias que en el país se presentan en ese sentido, como la falta de proyección, incumplimientos de los procedimientos establecidos para los movimientos, uso excesivo de designaciones provisionales y procesos formales de entrega y recepción.

Al convocar a una transformación de esas realidades, López Valdés insistió en la vital inserción de los jóvenes en las reservas y en la sistemática preparación tanto de estos como de los cuadros en activo, en materias elementales como el sistema de dirección y gestión.

Otro asunto al cual le concedió particular importancia fue al control interno, y anunció que el ministerio de industrias propiciará el próximo mes, la implementación en todas sus entidades, de la guía de autocontrol de manera cruzada, acción que no solo permitirá definir las irregularidades que persisten en el sistema de control de los recursos, sino también intercambiar experiencias sobre la mejor manera de lograrlo.

La guardia obrera, las relaciones de trabajo de las industrias con la universidad, el desarrollo de la innovación como tarea imprescindible en las actuales condiciones de la economía cubana, se abordaron igualmente en el consejo, al cual asistieron las máximas autoridades del Partido y el Gobierno en Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *