Variante Delta Sars- CoV-2 tensa situación sanitaria en China

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 2 agosto, 2021 |
0

Beijing, -China recibió hoy la semana bajo tensión porque 55 de los 98 casos de Covid-19 del día, son autóctonos, lo causaronr un rebrote con la variante Delta del coronavirus SARS-CoV-2 y están vinculados a lugares públicos.

La Comisión Nacional de Salud detalló que los contagios locales proceden de Beijing y las provincias de Hunan, Hubei, Shandong, Henan, Hainan, Yunnan y Jiangsu.

El último territorio fue el más afectado al registrar 40 nuevos enfermos. De hecho su capital, Nanjing, es el punto inicial del actual resurgimiento de la Covid-19.

Aparte de los autóctonos, China contabilizó este lunes 43 importados y 60 asintomáticos en distintas demarcaciones.

Con esas cifras, el país asiático acumula al menos cinco mil 637 muertos y 120 mil 837 casos en su parte continental, Hong Kong, Macao y Taiwán desde el surgimiento de la patología y del virus que la provoca en diciembre de 2019.

Además, están bajo atención médica 476 pacientes infectados con el virus, pero sin síntomas.

China mantiene básicamente bajo control la Covid-19, pero el rebrote con la variante Delta del SARS-CoV-2 comenzó a finales de julio pasado en el aeropuerto internacional de Nanjing, ramificó en al menos otras 18 provincias y es considerado el peor desde el inicio de la pandemia en Wuhan.

Según las pesquisas, los primeros casos son trabajadores de limpieza, contrajeron el virus cuando limpiaron la cabina de un avión procedente de Rusia y desde entonces más de 262 individuos se contagiaron, entre ellos nueve están graves.

El país completo endure el control epidemiológico porque es previsible una mayor expansión del patógeno y debe evitarse una situación como la de Zhangjiajie, una urbe de la central provincia de Hunan devenida en nuevo foco de contagios.

En dicha ciudad muchos de los enfermos son turistas que recorrieron áreas escénicas y asistieron a un espectáculo teatral, cuyo director dio positivo a la Covid-19.

Tanto Zhangjiajie, como Nanjing restringieron la movilidad, aplicaron el confinamiento estricto, bloquearon varias autopistas y proceden con varias rondas de chequeos de salud a todos los residentes.

China elevó a 91 las localidades declaradas como zonas de elevado y mediano riesgo epidemiológico y cada vez más regiones llaman a la población reducir los viajes internos y actividades donde haya mucho público, pues julio cerró con 328 casos autóctonos de la enfermedad.

Beijing prohibió la llegada de vehículos, personas, trenes y vuelos desde las provincias afectadas por el rebrote, mientras la central Zhengzhou –recientemente agobiada por las lluvias- activó la contingencia luego de detectar un foco en un hospital que dejó 27 enfermos entre pacientes y trabajadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *