COVID-19: Cierra la primera década del siglo XXI con una crisis sanitaria (Cronología)

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 9 marzo, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido

El nuevo coronavirus, COVID-19, es causa de alarma en todo el mundo.
Las medidas contra el padecimiento se han extremado, lo que no ha impedido que la enfermedad avance.
Desde finales del 2019 se reportaban casos de un síndrome respiratorio agudo severo en la ciudad china de Wuhan, y el 31 de diciembre de ese año las autoridades sanitarias de la localidad confirmaron 27 pacientes con síntomas similares.

El nueve de enero de 2020, la Agencia china Xinhua aseguró que algunos resultados preliminares de laboratorio mostraban que los casos de neumonía viral en la zona central de China, específicamente en Wuhan, se debían a un nuevo tipo de Coronavirus.

En la nota, el experto chino Xu Jianguo -quien lideraba el equipo para evaluar los resultados de la prueba de patógenos- relataba que este recién detectado coronavirus era diferente a todas las especies conocidas por los humanos hasta el momento.

El primer caso fuera de las fronteras chinas surgió en Tailandia y le siguió Japón, mientras que para el 21 de enero los Estados Unidos informaban el primer caso de un nacional infectado, una persona que había viajado a Wuhan.

Al cierre de enero de 2020 llegó el reporte de enfermos en Tailandia, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos, Reino Unido, Vietnam, Singapur, Francia y Alemania.

Hasta el 29 de ese mes la enfermedad había provocado 169 muertes, principalmente en Wuhan y alrededores: la tasa de mortalidad general, de acuerdo con el estudio más completo sobre el brote realizado por el Centro Chino para el Control y la Prevención de Enfermedades (CCDC), es de un 2,3 por ciento, siendo las personas mayores de 80 años las que corren más riesgo, con un índice de mortalidad del 14,8 por ciento.

El 30 de enero, el Comité de Emergencias del Reglamento Sanitario ‎Internacional (2005) de la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró una emergencia de salud internacional por el brote de SARS-CoV-2.

La Organización Mundial de la Salud anunció el 11 de febrero del 2020, el nombre oficial de la enfermedad del coronavirus 2019, que se abrevia Covid-19. En el nombre abreviado, CO corresponde a corona, VI a virus y D a disease (enfermedad).

Al cierre de febrero se habían confirmado 88 mil 948 casos, de los cuales mil 804 eran nuevos y habían fallecido tres mil 043 pacientes. Un total de 65 países del mundo habían sido afectados, y las cifras mostraban que el promedio de edad de los finados era igual o mayor a 60 años.

América Latina reportó su primer caso el 26 de febrero en Brasil, y le siguió México, apenas dos días después.

Ecuador anunció la llegada del COVID-19 a su territorio el 29 de febrero y República Dominicana informó de su primer caso el primero de marzo.
Argentina y Chile se sumaron a la lista el tres de marzo, y para el día seis ya se reportaban otros casos en Colombia, Perú y Costa Rica.

El siete siguiente, Paraguay anunció que un joven que había viajado a Ecuador resultó su primer paciente y otros territorios no continentales como San Bartolomé reportaban casos para esa fecha.

Según la OMS, el período de incubación es el tiempo que transcurre entre la infección por el virus y la aparición de los síntomas de la enfermedad. La mayoría de las estimaciones respecto al periodo de incubación de Covid-19 oscilan entre 1 y 14 días, y en general se sitúan en torno a cinco días. Estas estimaciones se irán actualizando a medida que se tengan más datos.

El día cuatro del mes en curso, la Organización Mundial de la Salud elevó de alta a muy alta la amenaza por coronavirus y la decisión se adoptó tras detectarse el primer caso positivo en el África Subsahariana, y no buscó alarmar a la población, sino advertir a los gobiernos de la realidad.

Este 8 de marzo la cifra de infectados con el coronavirus ascendía a más de 100 mil personas en casi un centenar de países, mientras los muertos superaban las tres mil 600 personas.

Desde los inicios de la enfermedad, se ha estado trabajando en desarrollar una vacuna efectiva contra el COVID-19.

Según se ha informado, China utiliza todo su potencial tecnológico desde el primer momento: robots desinfectantes, cascos inteligentes, drones equipados con cámaras térmicas y hasta un avanzado software de reconocimiento facial son parte de las herramientas preventivas que se han desarrollado.

Las autoridades sanitarias del gigante asiático anunciaron que a finales de abril se podrían lanzar los primeros ensayos, en humanos, de vacunas contra el nuevo coronavirus.

Sin embargo, el diario Juventud Rebelde reportó que una vacuna oral china desarrollada en poco tiempo contra el COVID-19 desató polémica por el rápido proceso de producción y los supuestos efectos secundarios.

Por su parte, un grupo de investigadores del Imperial College de Londres es uno de los primeros en estar haciendo pruebas de una vacuna contra el nuevo coronavirus, con la esperanza de tenerla disponible para finales de año.

Al igual que otras naciones del mundo con el potencial para desarrollar vacunas, Cuba trabaja en la posible solución definitiva al virus.

Según el portal Cubasí, por ejemplo, han estado trabajando en nuevos productos como el CIGB-210 y un candidato vacunal con vistas a someterlo a consideración del Ministerio de Ciencia de China.

Además, la Coordinadora Nacional de Cubanos Residentes en Italia
(Conaci) propuso este domingo a las principales autoridades del territorio europeo el empleo del interferón Alfa 2B (IFRec) para combatir la epidemia.

El grupo BioCubaFarma anunció en las redes sociales su inserción en el Plan de Prevención y Control del COVID-19, que se pone en práctica en el archipiélago cubano para prevenir y atenuar las afectaciones que pudieran darse por la aparición de este nuevo coronavirus.

Su presidente, el Dr. Eduardo Martínez Díaz, encabeza el Grupo de Trabajo para la dirección y chequeo sistemático de las acciones del plan específico del sector.

Mientras la enfermedad avanza y lamentablemente las cifras de infectados aumentan a diario, las autoridades universales y piden reforzar las medidas preventivas, en tanto en Cuba ya el gobierno ha definido estrategias para contener el riesgo de introducción y diseminación del virus en el país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *