Covid-19, reto e impulso a la innovación tecnológica

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 10 octubre, 2020 |
0
FOTO/ Autor desconocido
La Habana – El físico alemán Albert Einstein dijo una vez que de las crisis surgían las mejores innovaciones y la Covid-19, a pesar de sus efectos nocivos, pasará también a la historia con un listado de avances científicos que hicieron mejor a la humanidad.

Desde que la enfermedad llegó al mundo, y lo hizo sin detenerse, todos los científicos de diversas ramas: medicina, tecnologías comunicacionales, desarrollo de equipos médicos y más, comenzaron a explotar sus neuronas para contribuir a pasar el virus lo mejor posible.
Lo más urgente hasta el momento es encontrar una vacuna contra el SARS-CoV-2 que llevó a diferentes países al inicio de una carrera sin pausa y con prisa para obtener el fármaco correcto.
El plazo habitual de desarrollo de vacunas es de 15 a 20 años, sin embargo, con la Covid-19 podría reducirse a un año, máximo dos.

De acuerdo con datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), hasta la fecha han desarrollado alrededor de 200 candidatos vacunales, de ellos, más de una treintena están en fase de ensayos humanos.

‘La historia del desarrollo de vacunas nos dice que algunas fallarán y otras tendrán éxito’, puntualizó recientemente el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus y alertó que una específica contra el nuevo coronavirus no estará disponible masivamente antes de 2022.

Semanas atrás, Adhanom dijo que la OMS aspira tener dos mil millones de dosis de vacunas contra la Covid-19 a finales de 2021, para la primera fase de vacunación, ‘aunque el deseo es poseer más para todas las personas que lo necesiten eventualmente’.

Algunos detalles de los candidatos vacunales más conocidos

Entre los más candidatos más renombrados están el ruso Sputnik V, que, según un estudio reciente de la revista inglesa The Lancet, es segura y produce respuesta inmune.

Rusia repartió recientemente en sus 85 regiones lotes de prueba de la vacuna Sputnik V y para la cual cerca de 60 mil personas, de un máximo requerido de 40 mil previstas se registraron en como voluntarios para recibir la vacuna elaborada por el centro Gamalei.

Otro proyecto de importante valor es la Sinovac de China, que inició la fase III, luego de que en Brasil se autorizara a la compañía para hacer pruebas experimentales a voluntarios en ese país sudamericano.

Reino Unido firmó convenios con potenciales proveedores como las farmacéuticas AstraZeneca, Pfizer y BioNTech, y la firma Valneva.

AstraZeneca, que desarrolla su candidato junto a la universidad de Oxford en Reino Unido, reanudó semanas atrás los ensayos clínicos de la vacuna contra la Covid-19 detenidos por tras una enfermedad en dos los voluntarios.

La multinacional anglo-sueca aseguró en un comunicado que recibió autorización de los reguladores de salud británicos para reiniciar las pruebas en seres humanos, luego de que un comité independiente analizó la información del caso, y determinó seguridad en seguir el estudio.

Por su parte en Estados Unidos existen convenios con varias compañías como Pfizer y BioNTech; Moderna y Johnson & Johnson; AstraZeneca, y Novavax para obtener una vacuna.

El fármaco contra el virus SARS-CoV-2 de Johnson & Johnson es la cuarta en comenzar los ensayos de fase III en el país norteamericano y el proceso incluirá hasta 60 mil personas adultas en casi 215 lugares dentro y fuera de ese territorio, refiere un artículo reciente de CNN.

La candidata -que se aplicará con dosis única- fue desarrollada por Janssen Pharmaceutical Companies y sus pruebas se realizarán en Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México, Perú, Sudáfrica y Estados Unidos.

Ese mismo medio reportaba a fines de agosto que los datos del ensayo de seguridad de fase 1 de la vacuna experimental contra el coronavirus de Moderna mostraron solo efectos adversos leves y generaron una respuesta inmune en voluntarios de 18 a 71 años, según un artículo de

En América Latina, el primer y único candidato vacunal propio de la región, el cubano Soberana 01, comenzó los ensayos clínicos el 24 de agosto, y luego de inyectar a 40 voluntarios entre 18 y 80 años de edad, no se informan reacciones adversas, publicó en su cuenta en Twitter el Instituto cubano de Vacunas Finlay.

Soberana 01 es un ensayo clínico adaptativo, multicéntrico, controlado y aleatorio, es decir, los voluntarios reciben el inyectable en dos de sus variantes, una dosis más baja y una más alta.

Ciencia contra, por y para la Covid-19

La Covid-19 impulsó otros grandes inventos para seguir su huella. Entre estos se encuentra la plataforma virtual Nextstrain, que permite a los científicos crear un árbol genealógico para determinar cómo se está propagando el virus.

El proyecto de código abierto compila datos públicos sobre el genoma de ciertos patógenos y utiliza herramientas de análisis y visualización que rastrea distintas mutaciones del SARS-CoV-2, la forma en que se extiende por el mundo y dónde han fallado las medidas de contención, así como las vías de ingreso del virus a cada nación.

En este sentido, el terreno de la bioinformática está en constante desarrollo, buscando cómo se analizan y estudian las secuencias del material genético de cada virus que infecta a una persona y permiten ver cómo evoluciona el virus con el paso de las generaciones

Por otro lado, en muchos países se extendió la telemedicina, en la cual, mediante aplicaciones para celulares (app) se pueden detallar algunos síntomas y esperar a que un médico le atienda a través de una consulta virtual.

En Cuba, por ejemplo, crearon una app llamada Pesquisador Virtual, libre de costo, y mediante la cual los usuarios colocan elementos como algunos síntomas, dirección particular, edad, etc, y en una base de datos se guardan, revisan y luego el médico de la comunidad los visita.

La inteligencia artificial es también un arma poderosa para realizar predicciones sobre la evolución de la enfermedad Covid-19 e incluso para buscar un posible tratamiento.

Una compañía de biotecnología de Canadá, AbCellera, emplea un modelo de aprendizaje automático para desarrollar terapias basadas en anticuerpos de pacientes que se han recuperado de la enfermedad.

Así lograron analizar más de cinco millones de células inmunitarias en busca de las que fuesen capaces de producir los anticuerpos que ayudaron a los pacientes a mejorar y podrían convertirse en futuras terapias para este virus.

Por su parte, la OMS lanzó el robot de charlas (chatbot WHO, por sus siglas en inglés) con el fin de proporcionar información sobre el nuevo coronavirus y ofrecer respuesta a los usuarios sobre preguntas habituales relacionadas con la enfermedad.

El ‘chatbot’ está alojado en la aplicación de mensajería Whatsapp, perteneciente al gigante tecnológico Facebook que también diseñó un Centro de Información sobre la Covid-19 para la red social cuya función será facilitarles información autorizada y eliminar de la plataforma las diferentes noticias falsas que vayan encontrando.

Prácticas de Higiene, nada innovador, pero sí necesarias y efectivas

Aunque las prácticas de higiene propias de las medidas globales para contrarrestar la Covid-19 no surgieron con la pandemia, estas sí se han vuelto fundamentales en el enfrentamiento a la enfermedad y podría decirse que forman parte de la cultura de cualquier ciudadanía en el mundo.

Estudios de distintos países demuestran que las medidas tomadas para prevenir el contagio del SARS-CoV-2 como el uso de mascarillas en zonas concurridas, evitar acudir a lugares de concentración de personas, lavado de manos y desinfección de los sitios contribuyeron a que la temporada de enfermedades respiratorias y virales fuera menos extendida y mortal.

Una investigación publicada en la Revista Médica Británica analizó datos de resfríos, catarros y bronquitis de 500 clínicas en Inglaterra y descubrió que registraron nueve veces menos casos comparado con igual periodo de cinco años anteriores.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Profesionales Médicos de Alemania, Klaus Reinhardt, dijo recientemente que la ola de gripe estacional que cada invierno causa estragos en Europa podría ser menos intensa este año gracias a las medidas anti Covid-19.

El especialista señaló que las rutinas establecidas para frenar el coronavirus SARS-CoV-2 traen consigo una reducción de las infecciones en general.

Cada ejemplo de los mencionados, y algunos aún sin plasmar en el texto prueban la teoría de Einstein de que de ‘la creatividad nace de la angustia y es en la crisis donde brota la inventiva, los descubrimientos y las grandes estrategias’.

‘Quien supera la crisis, se supera asi mismo sin quedar superado’, sentenció Einstein.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *