El crisol de voluntades que nació cerca de un río

Creativa, hiperactiva, energizante y riocautense es Paula Mayden Barrero Cisnero, contrafuerte del teatro callejero Andante  
Share Button
Por Luis Carlos Frómeta Agüero | 16 octubre, 2021 |
0
Foto CORTESÍA DE LA ARTISTA

Muy pronto sintió atracción por la música, la danza y el teatro, manifestaciones transitadas en la Casa de Cultura local, aunque su brújula siempre apuntó hacia las artes escénicas.

 

MEMORIAS

“Cuando llegué al preuniversitario tenía definido lo que quería estudiar, me presenté a las pruebas de Teatro y en 1990 entré a la Escuela de instructores de arte El Yarey, al graduarme realicé las prácticas en Bayamo, hasta que me ubicaron laboralmente en Grito de Yara.

“Viajaba todos los días hasta el pueblo donde nací, al año siguiente me trasladé a Cabezada, fue una etapa complicada, desprotegida culturalmente, aquellos niños no contaban con una  red institucional adecuada que les ampliara los saberes, solo disponían de una Casa de Cultura y en malas condiciones.

“La inestabilidad del transporte a veces violaba la hora fijada para los encuentros, lo que obligaba a no perder tiempo y comenzar de inmediato el trabajo con esos pequeños que nunca habían visto una sala de teatro.

“Frente a esas problemáticas impartía clases de apreciación para que conocieran  las áreas del escenario: proscenio, telón de boca y de fondo, bambalinas… igual sucedió en Guamo Viejo, donde alternaba los encuentros, donde lo único que conocían era el órgano oriental, que tocaba allí los fines de semana”.

UNA LUZ AL FINAL DEL TÚNEL

“Felizmente surgieron las Parrandas azucareras, proyecto  socio cultural iniciado por el instructor de música  Manuel Alarcón, con las que realizábamos extensiones a diferentes zonas, de manera que los muchachos comenzaron a familiarizaban con otras manifestaciones artísticas. En esa situación permanecí 16 años”.

PERSPECTIVAS.

“Fiffe visitaba la zona de Cabezada con el grupo Andante  y su proyecto Bojeo teatral, y como anteriormente participé en un taller de dirección, decidí crear igual propósito de calle, llamado Girasol, con el que también apoyaba a la referida acción cultural.

“Pronto asistimos a un evento comunitario celebrado en Fomento, Sancti Spiritus, la metodóloga nacional me invitó a un taller nacional de dramaturgia y, con el grupo, al  Primer festival internacional de Teatro Amateur (AITA), celebrado del 12 al 17 de agosto de 2006, en San Antonio de los Baños .

“Más de treinta grupos latinoamericanos estaban en ese programa y por Cuba: La Colmenita, La Edad de Oro, Rayitos de Sol, Las andariegas y Girasol.

“Los resultados fueron tan halagüeños que las autoridades políticas y culturales de esta provincia, me propusieron crear un proyecto similar en el reparto Granma, (Polígono), de Bayamo, que nombré Imaginación.

“En diferentes oportunidades vinieron a vernos muchas personalidades: Corina Mestre, Mario Balmaseda, Alden Knight, el entonces Ministro de Cultura Abel Prieto…”.

SE HACE CAMINO AL ANDAR.

“Actualmente me desempeño como asistente de dirección en el grupo Andante, pero hago de todo: controlo las puestas en escenas, el repertorio activo, las estadísticas, programación, confecciono atrezzos, vestuarios… y cuando por circunstancias específicas el director titular se ausenta, asumo ese reto”.

“Al radicarme en Bayamo encontré apoyo en este colectivo que forma parte de mi gran familia, podemos tener discrepancias de criterios, pero lo más valioso es el sostén solidario que profesamos”.

LA VIDA

Esta mujer que cumplió misión en Venezuela y se desempeñó también como metodóloga de teatro en el sistema de Casas de Cultura, es el crisol de voluntades en el que convergen sueños escenográficos, música y sonido indisolublemente ligados al espectáculo que rige la cotidianidad de sus actos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *