Cuando un amigo y colega se va

Share Button
Por Juan Farrell Villa | 16 junio, 2020 |
0
FOTO/ Tomada del blog El Universal

En la mañana del sábado 6 de junio sucedió la partida de un amigo y colega. Sin permiso, la muerte segó su vida y nos priva de escuchar los consejos del profesional experimentado y los análisis acerca de temas diversos.

Raúl Enrique Rivero García, natural de Manzanillo, tuvo una activa participación en la prensa clandestina y revolucionaria. Fundó y dirigió varias publicaciones tras el triunfo de la Revolución, entre las que sobresalió el periódico regional La Demajagua.

Cumplió misión internacionalista en la República la Popular de Angola, en la década de los años ‘70 y dejó en su correspondencia hermosos relatos del hermano país africano, junto a la entrega del revolucionario: ¨…en definitiva estaré donde sea más útil y siempre iré a la vanguardia, si me toca caer otros ocuparán mi lugar.¨

Graduado de Licenciatura en Periodismo, en cursos por encuentro para trabajadores, en su trayectoria profesional primó la auto preparación como práctica cotidiana.

Recibió importantes condecoraciones de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y las distinciones Raúl Gómez García y Félix Elmuza, por años de servicios en los sectores de la Cultura y periodístico, además de la moneda conmemorativa por el aniversario 50 de la Unión de Periodistas de Cuba (Upec).

Al fallecer estaba jubilado del periódico provincial La Demajagua, en el que se desempeñó como redactor reportero y asumió responsabilidades en las organizaciones de base del Partido y de la Upec.

Sus últimos años los dedicó a trabajar en el sector no estatal con estricto cumplimiento a la legislación aprobada para esa actividad.

Rivero García se nos fue, pero su obra está recogida en las páginas de la prensa escrita granmense y en el recuerdo de los familiares y de quienes lo conocimos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *