Cuba extiende venta liberada de cocinas de inducción

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 16 octubre, 2015 |
0

La Habana-. Con el interés de solucionar gradualmente problemas asociados a la cocción de alimentos en el sector doméstico, Cuba aprobó nuevas regulaciones para extender la venta de cocinas de inducción y sus menajes, ahora de forma liberada y a un precio de 500 pesos (CUP).
Tras casi culminar con resultados satisfactorios la venta de los módulos bajo condiciones preferenciales a familias atendidas por la Asistencia Social -proceso iniciado en abril de 2015-,  el país determinó ampliar la comercialización de esos equipos, que por su moderna tecnología y resistencia, facilitarán la vida a quienes cocinan en los hogares cubanos.

Las normativas, publicadas hoy en edición extraordinaria No. 34 de la Gaceta Oficial de la República, responden al Lineamiento 250, de la Política Social y Económica, orientado a mejorar los mecanismos de venta a la población, a precios no subsidiados, de combustible e insumos para la cocción de alimentos.

En encuentro con la prensa, Nancy Valdés, viceministra de Comercio Interior, explicó que la medida comenzará a implementarse en los próximos días por Pinar del Río, Las Tunas, Granma, Guantánamo y Santiago de Cuba, provincias que presentan mayores dificultades.

Aunque debe iniciar en breve, subrayó que la venta arrancará en la fecha que decidan los Consejos de Administración de esos territorios, según tengan creadas las condiciones de seguridad, control y comercialización, para evitar acaparamientos u otras indisciplinas sociales, que puedan entorpecer la adquisición del módulo por quienes realmente lo necesiten.

También esta primera fase servirá de experimento para monitorear cómo se comporta la venta liberada de las cocinas y sus menajes, y de ser necesario, tomar nuevas medidas, en aras de perfeccionar la política, enfatizó Valdés, al adelantar que La Habana y el municipio especial Isla de la Juventud, figuran en el segundo grupo priorizado.

En la medida que la industria pueda dar mayor cobertura a la demanda nacional, la venta se extenderá hacia otras provincias, donde también los niveles de gasificación son bajos y los equipos entregados, a raíz de la Revolución Energética, ya terminaron sus ciclos de vida útil, aseguró la Viceministra.

Los interesados podrán adquirir el módulo completo a 500 CUP -que comprende la cocina de inducción, una cacerola con tapa, una sartén, un jarro y una cafetera-, en la red de mercados artesanales industriales extendida a lo largo y ancho del archipiélago antillano.

De no contar con el dinero suficiente, los consumidores podrán acceder a créditos bancarios para comprar los equipos, bajos los mismos mecanismos aprobados con anterioridad para adquirir los materiales de construcción en esas tiendas, aclaró a la AIN, Dania Argudín, directiva del Ministerio de Energía y Minas.

La cocina de inducción tienen garantía por tres meses, período en el cual se sustituirá íntegramente el equipo de presentar algún desperfecto; además, cuenta con un servicio de postgarantía que se ofrecerá en los Talleres de Reparación vinculados al Programa de Ahorro Energético.

Sobre este particular, Xiomara Ordoñez, directora de Servicios Técnicos del Ministerio de Comercio Interior, aseguró que en esos puntos ya están capacitados los técnicos y disponen de las piezas y componentes necesarios para dar cobertura en los territorios por donde comenzará la venta.

Dijo que, en monitores realizados durante la entrega de módulos a las familias asistenciadas, se comprobó que el índice de rotura de las cocinas apenas alcanza el 0,01 por ciento, pues de las 76 mil vendidas hasta el momento, sólo 62 se han devuelto en todo el país; lo cual demuestra también la resistencia del equipo.

El nuevo producto que llegará a hogares cubanos es –según expertos- un 30 por ciento más eficiente que las cocinas de resistencia eléctrica, tiene una vida útil superior a los cinco años, y su alta eficiencia en la transferencia de calor permite cocinar más rápido que con las hornillas convencionales, a lo que se suma mayor seguridad y durabilidad.

De las 284 mil cocinas planificadas por la industria a entregar en 2015, 24 mil serán destinadas a Pinar del Río; 24 mil 800, a Las Tunas; 27 mil a Granma; 13 mil a Santiago de Cuba, y otro monto similar a Guantánamo, detallaron los especialistas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .