Cuba puede autoabastecerse de café

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 2 abril, 2020 |
0
FOTO/ACN

La Habana,-La producción cafetalera en Cuba experimenta una visible recuperación, a partir de medidas adoptadas en los últimos años, entre ellas el uso de clones que coadyuvan a un mayor rendimiento.
Al decir del director de Café, Cacao y Coco del Grupo Agroforestal del Ministerio de la Agricultura, Elexis Legrá, la utilización de esquejes y viveros tecnificados en la obtención de posturas están dando resultados muy positivos.

El empleo de la biotecnología y otras técnicas modernas así como mejores variedades y semillas y nuevas formas de estimulación, contribuyeron igualmente a que la producción en 2019 aumentara en mil 400 toneladas en relación con el año precedente.

Sin embargo, el país importa unas 24 mil toneladas de ese grano anualmente, de ahí que se haya propuesto un ambicioso plan de desarrollo hasta el 2030 que le permita satisfacer las necesidades del consumo nacional.

El café, además, constituye un tradicional rubro exportable de esta isla, en particular de la variedad arábiga, muy demandada por su especial aroma.

Estimular las ventas al exterior, un objetivo prioritario de la política trazada por la dirección del país, y disminuir las importaciones, se convierten en un incentivo para el desarrollo de esta rama.

Existe el propósito en 2020 de alcanzar 10 mil toneladas del aromático grano, lo que representará un nuevo crecimiento en un cultivo fundamentalmente de la zona montañosa oriental y no libre de las afectaciones del clima, incluidos los ciclones.

Es posible lograr en Cuba altos rendimientos en esa planta, aseguró a Prensa Latina el directivo, quien destacó la importancia de la cooperación existente con Vietnam en la esfera desde hace unos cinco años.

Ese proyecto arroja resultados palpables, de más de una tonelada por hectárea promedio por algunos productores en áreas demostrativas, comentó.

Resalta el inicio del cultivo de café en las zonas llanas, como parte de un programa que ya abarca unas nueve provincias y del que dependerá en gran medida que el país pueda ser autosuficiente en la satisfacción de su demanda.

Cuba aspira a producir 30 mil toneladas de ese rubro en 2030 y de ellas exportar cinco mil 500, lo que a juicio de Legrá requerirá intensificar las labores y un gran esfuerzo en la capacitación.

Para esa fecha los ingresos por exportación del grano deberán a ascender a unos 35 millones de dólares, contra unos 10 millones este año, en el que se pretende exportar dos mil toneladas.

Actualmente opera una planta procesadora de nueve mil toneladas de café en la Zona Especial de Desarrollo Mariel, perteneciente a la empresa mixta Nescor SA, en alianza con la firma suiza Nestlé.

Esa y otra instalación con la Corporación Cimex y capacidad para seis mil toneladas y cuya construcción está próxima a concluir, elevarán conjuntamente a 15 mil toneladas el volumen del grano procesado en ese enclave para comercializar productos que constituyen exportaciones.

Esta isla puede producir un café competitivo, de calidad, de altos rendimientos, pero ello depende de mayor rigor en la aplicación de las nuevas tecnologías.

Legrá asevera que la caficultura va a crecer en la medida que generalice la introducción de los resultados de la ciencia y la técnica.

El desarrollo de la rama se ha visto favorecido también por la colaboración internacional, con proyectos financiados por la Agencia Italiana de Cooperación, en mecanización de sistemas de riego industrial.

Asimismo, con Oxfam Internacional, para fomentar capacidades y buenas prácticas productivas, y por otras organizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *