En Cuba sigue siendo prioridad el bienestar del pueblo

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 11 junio, 2020 |
0
FOTO/5septiembre.cu

Pinar del Río, -Tras conocerse en el espacio radiotelevisivo Mesa Redonda Informativa el plan de recuperación de Cuba post COVID-19, la pinareña Ederlys Díaz Díaz asegura que todas las medidas van dirigidas a garantizar el bienestar del pueblo y su salud.

Es tradición en un país como el nuestro enfrentar las adversidades y posteriormente seguir adelante teniendo siempre en cuenta lo que pueda traducirse en la protección de los nacidos aquí, ya sea en materia de empleo, servicios, comercio e incluso, en la recreación, dijo a la ACN.
La residente en la urbe cabecera está convencida de que cada una de las acciones permitirán darle el golpe final a la pandemia y evitar el rebrote de la enfermedad provocada por el virus SARS- CoV- 2.
Pero de la disciplina, la conciencia ciudadana y el cumplimiento estricto de las normas sanitarias en esta etapa inicial dependerá el éxito de lo estipulado, así como el regreso a una nueva normalidad en el país, aseveró Díaz Díaz, de 55 años de edad.
Para el cuentapropista Pedro José González constituye una fortaleza que en la Isla, a pesar de las tensiones financieras y el recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos, se continúe brindando atención diferenciada a las personas vulnerables y los trabajadores cuenten con garantías salariales.
Miguel Díaz- Canel Bermúdez, Presidente de la República, fue claro cuando se refirió a la voluntad del Estado y el gobierno cubanos de mantener el seguimiento a las familias más vulnerables, mediante sistemas de atención personalizados que garanticen su aislamiento social.
Por eso el joven González estima que en tiempos de retomar el camino hacia la normalidad, se consolida la idea de que en este país nadie queda desamparado y los grupos de mayor riesgo reciben un trato especial, como es el caso de los niños, ancianos, embarazadas o personas con conducta deambulante.
A tono con la intervención del mandatario, dijo que las personas no deben confiarse y sí cumplir las indicaciones relacionadas con el uso obligatorio del nasobuco para todas las actividades en la etapa inicial de la recuperación, desinfección de las manos y de las superficies, y preservación de las normas de distanciamiento físico.
Una vez más fuimos llamados a cuidarnos y no bajar la guardia en esta batalla, pues así nos convocó Manuel Marrero Cruz, Primer Ministro de la República, señaló Rafaela Pérez, de 81 años de edad, quien desde la detección de los primeros casos de la COVID- 19 en la Isla ha permanecido en su casa.
Lo dijo Díaz- Canel y hacernos eco de esa consigna significa entender el rol que debemos desempeñar, porque Somos Cuba y Somos continuidad “es una afirmación de nuestra historia de resistencia”, sentenció la anciana.
En la comparecencia radiotelevisiva, el Jefe de Estado añadió que los próximos pasos exigirán igual disciplina, consagración y esfuerzo; en tanto el regreso a la nueva normalidad será escalonado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *