Cuba en el Titicaca, el lago de las nubes

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 26 septiembre, 2019 |
0
Copacabana, Bolivia,-  Admirar el Titicaca, llamado por su altitud el lago de las nubes, es el sueño de muchos habitantes del planeta interesados en navegar por sus aguas como lo hicieron los incas en tiempos pretéritos.

Al llegar a la localidad de Copacabana, la principal a orillas de la laguna por el lado boliviano, los lugareños como buenos anfitriones ofrecen a los visitantes recorridos en embarcaciones para conocer las cercanas islas del Sol, de donde se presume partieron los fundadores de la ciudad del Cuzco; y de la Luna.

Según la tradición oral esa última acogió a las vírgenes entrenadas allí en distintos oficios para ser las esposas secundarias del Inca o soberano del imperio.

No faltan entre las ofertas locales platos típicos a base de pescado, maíz y papa.

Naturaleza e historia van de la mano en el Titicaca, situado a más de tres mil 800 metros sobre el nivel del mar, y en el pueblo circundante, que apuesta al futuro de su rico pasado al atesorar con celo cada anécdota y evidencia dejada por los antepasados.

Acostumbrados a narrar sucesos de antaño, los pobladores de Copacabana recuerdan la presencia de médicos cubanos por esa zona años atrás cuando atravesaban el lago para asistir a los habitantes de las islillas próximas, tampoco olvidan la labor de un grupo de oftalmólogos, quienes operaban de la vista a bolivianos y peruanos.

Venía mucha gente a la clínica, tanto los de aquí como los del Perú recobraron la visión, se han sanado, comentó a Prensa Latina Ángela Mamani, entrevistada a su paso por la catedral del turístico paraje.

Nuestras comunidades no son adineradas, algunos sufren de deficiencias visuales, no conozco con exactitud cuánto puede costar una operación de cataratas o pterigium, pero los especialistas de Cuba las realizaban de manera gratuita, fue una contribución muy grande del hermano Fidel Castro, afirmó el alcalde, Félix Pedro Nina.

El programa oftalmológico Misión Milagro comenzó en esta nación sudamericana en 2005 como resultado de un convenio de colaboración bilateral.

Dicho acuerdo propició igualmente el envío de brigadas médicas hasta sitios apartados o de difícil acceso así como el otorgamiento de unas cinco mil becas a jóvenes bolivianos para estudiar medicina en la mayor de las Antillas.

Actualmente siguen operando en El Alto (contiguo a La Paz), a unos cuatro mil 100 metros sobre el nivel del mar, quisiéramos que tal cooperación en materia de salud perdure, agregó Nina en diálogo con Prensa Latina.

Durante 13 años de trabajo en Bolivia los especialistas del país caribeño realizaron más de 719 mil operaciones de la vista a pacientes nacionales y a residentes en naciones vecinas.

Además de las ruinas localizadas en las islas del Sol y de la Luna, Copacabana resguarda numerosos rastros de épocas precolombinas como la famosa Silla del Inca.

A unos 15 kilómetros de allí alcanzó su esplendor la cultura Tiwanaku, que estuvo ligada al Titicaca en el cual hacían ofrendas a sus deidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *