Cuentas claras dictan sentencia beisbolera en Cuba

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 16 enero, 2020 |
0
César Prieto de 3-3 y salió del slump que tenía en la final. FOTO Irene Pérez/ Cubadebate.

Matanzas, Cuba, – Después de ocho años entre momentos de júbilo extremo sin llegar la cereza del pastel e instantes ásperos sin explicación alguna, el territorio de Matanzas tiene hoy la oportunidad de concretar un nuevo título dentro del béisbol de Cuba.
La historia no traiciona: 29 campañas han pasado desde la última vez que el pueblo matancero disfrutó las mieles de la victoria en la Serie Nacional (SN), cuando bajo el nombre de Henequeneros venció consecutivamente en 1990 y 1991, de la mano de jugadores consagrados e inmersos en la elite deportiva de la isla.

Nombres propios como los de Jorge Luis Valdés, Carlos Mesa, Juan Manrique, Julio Germán Fernández, José “Pepito” Estrada, Eduardo Cárdenas, Lázaro Junco, Juan Manrique, Carlos Kindelán y Guillermo Heredia lideraron aquella plantilla sinónimo de orgullo perenne.

Dos siglos y tres décadas diferentes luego, bajo otra denominación, aquellos que un día hincharon por Citricultores y el propio Henequeneros unen sus impaciencias y mejores vibras para vitorear a un Matanzas listo para alzar un trofeo que está a escasos 27 outs, u ocho innings y medio, de la autentificación.

La tropa de Armando Ferrer lidera 3-1 el play off del adiós de la edición 59 del torneo beisbolero del país y desde las 13:00 hora local intentará aferrarse a todo lo humanamente posible para doblegar a su rival Camagüey, en el diamante del estadio Victoria de Girón, de esta ciudad.

Los Cocodrilos matanceros están listos para perpetuar su estirpe en los libros de grandes hazañas, tras quedar en el último lugar de la lid anterior, y se encuentra a un paso de asegurar el campeonato unos meses después, en lo que sería un hecho inédito en este deporte en la mayor de las Antillas.

El precedente (resultado) más cercano quedó en el registro de epopeyas de Holguín, que con una nómina de poco caché pasó del lugar 10 en la tabla de posiciones del evento 40, a festejar un título en el posterior, en 2002 (SN 41).

En busca de la proeza, el manager Ferrer colocará en la “lomita de los suspiros” al pitcher derecho Freddy Asiel Álvarez, refuerzo desde la segunda ronda, tercero más ganador en postemporadas, con 20 triunfos, y quien, precisamente, venció en la final de 2013 a los matanceros.

Asimismo, el plantel local intentará este jueves ratificar poderío en su parque Victoria de Girón, donde suman 34 triunfos y solo 15 derrotas desde el comienzo de la justa, el pasado 10 de agosto, y en el que han logrado poner en jaque a los Toros camagüeyanos de Miguel Borroto.

Todo ello, para colmo, después de ceder en las despedidas de las citas de 2013 (SN 53, versus Villa Clara) y 2014 (SN 54 ante Pinar del Río), además de obtener terceros lugares en los años 2012, 2015, 2016, 2017 y 2018, como parte de un periodo lleno de gloria ahogada en penas.

Matanzas, equipo que planea protagonizar -al fin- ese último asalto victorioso, computa, además, otros tres últimos lugares en el siglo XXI (2004, 2005 y 2007) y, en esos casos, nunca logró sumergir plenamente en los programas siguientes.

Bajo este panorama, los Cocodrilos agolparán todas sus fuerzas para rematar a unos Toros de Camagüey que tampoco han ganado con este nombre, luego de admitir la derrota en 1991, ser segundos en 1985 -con su actual director Borroto-, y solo festejar como Ganaderos, en 1976.

Así, la 59 Serie Nacional de Béisbol podría tener en solo unas horas su último partido y ante la atenta mirada de millones de personas que estarán pendientes a la consumación de tiempos soñados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *