De Bayamo a Lima

Con vistas a los Juegos Parapanamericanos, el equipo nacional de natación adaptada realiza una base de preparación en la capital de Granma.
Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 19 enero, 2019 |
0
Foto Rafael Martínez Arias

A Yasmani Izquierdo Rojas le gusta regresar a Bayamo, “me encantan la ciudad y sus personas, además de las atenciones que recibimos cada vez que venimos aquí”, refiere el joven pinareño.

Yasmani, como se ha hecho habitual en los primeros días de los últimos años, vuelve a la capital de Granma para realizar una base de entrenamiento, junto a sus compañeros del equipo nacional de natación adaptada.

Él se encuentra entre los siete atletas que aseguraron presencia en los Parapanamericanos de Lima 2019 y se ejercitan bajo la égida de los entrenadores Ernesto Garrido y Dairon Jorgen Infante.

La posibilidad de nadar en aguas menos frías que las del occidente del país es el principal pretexto de la delegación para trasladarse hacia la urbe oriental, además de competir en la copa Radio Bayamo y, de paso, estar más cerca del granmense Lorenzo Pérez Escalona, figura principal del conjunto.

“Apenas estamos comenzando la preparación, aunque todavía tenemos que participar en dos justas internacionales para buscar clasificación en otros eventos”, explica Jorgen Infante, a escasos metros de la piscina (de curso corto), que se ubica en la Escuela comunitaria Vicente Quesada.

El preparador precisa que el objetivo apunta al certamen peruano: “Allí pretendemos conseguir un buen resultado y alcanzar el mayor número de medallas posible”.

A ese propósito no permanece ajeno Izquierdo Rojas, “por eso tengo que prepararme bien”, recalca el especialista en 50 y 100 metros libres, y 100 m espalda de la categoría S 12.

La santiaguera Yaumara Casero Sánchez (S 9), amputada de un miembro inferior, también sueña con una presea a sus escasos 17 años de edad, “dependerá mucho del empeño que le ponga a los entrenamientos”, expone, quien aún recuerda los inolvidables momentos vividos en el torneo Caixa, de Brasil, en el recién finalizado 2018.

Por aquellos predios se agenció un metal de cada color y certificó presencia en la venidera justa continental, cuando ganó los 50 m libres, terminó segunda como espaldista en el hectómetro y en su regreso al estilo libre conquistó bronce en 100 m.

Para el niquereño Pérez Escalona (S 6), la meta es más ambiciosa. Aunque hace unos días dejó bien claras las pretensiones de dominar sus tres eventos (50, 100 y 400 m libres) en Lima, anhela romper su récord mundial de 1:04.60 minuto segundos en el hectómetro.

“Se me quedó en el Campeonato mundial de México 2017 y en los Paralímpicos de Río de Janeiro 2016. Tengo esa espina, porque física y psicológicamente estaba bien preparado”, reveló el mejor atleta discapacitado de 2018 en el país y una de las principales esperanzas de Cuba para la lid continental.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *