De dos Ríos a Cinco Palmas

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 28 enero, 2016 |
0
En Dos Ríos, lugar donde murió José Martí el 19 de mayo de 1895.
En Dos Ríos, lugar donde murió José Martí el 19 de mayo de 1895.

Dos ríos vistió sus mejores galas la mañana del 28 de enero, al acoger, en los predios del obelisco que rememora la caída en combate de José Martí, el acto de entrega de los compromisos de honor, incluidos en la campaña Fidel entre nosotros.

Ante la memoria del Maestro y con la solemnidad que ese lugar despierta, dirigentes políticos y administrativos protagonizaron el juramento que contiene un conjunto de acciones para impulsar tareas económicas, políticas, productivas y sociales en la provincia.

La incondicionalidad a Fidel, Raúl, al Partido y a la Revolución; cumplir los planes productivos, de servicios y los programas del Comandante en Jefe forman parte de los compromisos, a los cuales se unen ser ejemplo, cuidar la ética y la moral y cultivar la sensibilidad humana; fortalecer el vínculo con el pueblo, atender sus inquietudes y ocuparse de su solución o respuesta.

Trabajar en lo grande y en lo pequeño, en lo estratégico y en lo táctico, y hacerlo con entusiasmo, motivación, alegría y satisfacción también integran el juramento, al cual se agrega defender la unidad como esencia para alcanzar cualquier objetivo.

En Dos Ríos fue evocada por los oradores la figura inmortal del Héroe Nacional y su presencia en la acción y pensamiento de los cubanos y del líder histórico de nuestra Revolución, quien es el eje central de la referida campaña en saludo a su cumpleaños 90 y a importantes acontecimientos como el aniversario 60 del desembarco del yate Granma.

Sin margen al descanso la comitiva de dirigentes políticos y administrativos se trasladó hacia el sitio histórico de Cinco Palmas, en Media Luna, donde aconteció la firma de los compromisos de honor que previamente habían entregado.

Cinco PalmasAllí, donde se reencontraron el 18 de diciembre de 1956 Fidel y Raúl, se selló un pacto con el pueblo y la historia de Granma.

La música de Teniente Rey y el popular cantante Alberto Carrillo Peña (El Gallo) imprimieron ritmo y emoción a la actividad, en la cual Manuel Santiago Sobrino, presidente de la Asamblea provincial del Poder Popular, llamó al cumplimiento cotidiano de los propósitos productivos y la prestación de servicios.

También resaltó la importancia de involucrar mucho más al pueblo y a hacer de la unidad nuestra arma estratégica para enfrentar cuantas circunstancias se nos presenten.

Estos compromisos de honor -según palabras de Federico Hernández Hernández, primer secretario del Partido Comunista de Cuba en la provincia- constituyen la guía de trabajo de todos los cuadros para avanzar, crecer y desarrollarnos. Asimismo, insistió en elevar la calidad de vida, multiplicar la excelencia y la cultura del detalle.

Pero para ello resaltó la relevancia de que todos seamos protagonistas desde nuestros puestos, cumpliendo con las tareas y haciendo las cosas bien. En Cinco Palmas una vez más se escuchó la frase de Fidel ¡Ahora si ganamos la guerra! Como certeza de la victoria que obtendremos en el combate diario contra los incumplimientos, la irresponsabilidad y lo mal hecho.

En una misma jornada dos sitiales de la Patria se unieron en un  mismo propósito, impulsar y comprometer a los dirigentes con las nuevas tareas y misiones que nuestra realidad demanda.

Entre Dos Ríos y Cinco Palmas se tendió un puente histórico que demuestra la continuidad del ideario martiano en Fidel y Raúl, y en las nuevas generaciones de cubanos que luchan por un presente y un futuro mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *