Debate a lo interno y medular

Share Button
Por Redacción La Demajagua | 4 diciembre, 2015 |
0
FOTO / Luis Carlos Palacios Leyva
FOTO / Luis Carlos Palacios Leyva

La Asamblea del Partido en Granma suscitó la víspera un amplio debate hacia lo interior de la realidad económica y social del territorio, con énfasis en las cuestiones medulares que frenan su desarrollo, y las formas para transformarlas.

Por constituir la principal preocupación de los granmenses, mayor tiempo en el análisis lo ocupó la producción de alimentos, permeada de insuficiencias que van desde la incorrecta planificación y contratación, hasta las irregularidades en la comercialización.

Esos fueron considerados por Sonia Virgen Pérez Mojena, miembro del Comité Central del Partido,  como los puntos críticos de la actividad agropecuaria territorial, incidentes en el desabastecimiento de los mercados y puntos de venta.

Antes de iniciar el examen de ese particular, José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario de la organización política en el país, instó a revisar tal comportamiento en unidades físicas y no en porcentajes, porque estos no expresan objetivamente el esfuerzo que debe realizarse, y menos responden a las demandas.

En consecuencia, Miguel Rosales Román, delegado de la Agricultura en Granma, informó que el plan de producción para 2016 es de 185 mil toneladas de viandas, de las cuales se ha contratado el 45 por ciento, pero es preciso llegar al 70, para al menos acercarse a satisfacer las necesidades populares.

Rosales Román reconoció que los altos precios de los productos obedecen a descontrol y desvío, entre otras causas, y por lo tanto es responsabilidad de la Agricultura resolverlas.

Machado Ventura, también Vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, al referirse a ese asunto, dijo que “los precios bajan produciendo más y con orden, y llevando los productos adonde deben ir”.

Recordó que el sistema de la Agricultura tiene bastante personal para desarrollar el objeto social y que la etapa de las quejas de los productores por falta de insumos y baja calidad de ellos  ya terminó, porque hay una mejoría sustancial en esa dirección; por tanto, “ahora vamos a exigir más, se acabó el cuento”, aseguró.

Con respecto a la producción cañero-azucarera, el delegado Miguel Pereira, presidente de la  insigne cooperativa de producción agropecuaria Omar Rivero, de Manzanillo, explicó que también esta rama debe cambiar el estilo de trabajo, pero no con palabras, sino con acciones.

“Todo el que interviene en dicha actividad tiene responsabilidad, si realiza bien su tarea se incrementarán las producciones. Nuestra cooperativa lo hace cada año desde la eficiencia, lograda con disciplina y exigencia, tenemos el propósito de mantener esta base productiva como una fortaleza cañera del país”.

Mencionó como uno de los factores que limitan los crecimientos, el hecho de que muchas entidades no cuentan con el personal calificado para la aplicación de los paquetes tecnológicos, administrar bien los recursos y operar del mejor modo la tecnología moderna que continuamente está llegando, y se rompe por mal manejo y desconocimiento.

Muchos de estos razonamientos sirvieron, asimismo, para el examen de otros programas igualmente con resultados insuficientes, como la ganadería y el cultivo del arroz

No obstante esas realidades, como señaló Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del secretariado del Comité Central,  la provincia tiene potencialidades para ser una de las mejores del país en la producción de alimentos, solo se requiere de la voluntad de aprovecharlas.

JÓVENES APUESTAN POR EL DESARROLLO

Hanior Salazar, presidente de la FEU en la Universidad de Granma, ratificó la disposición de los jóvenes a contribuir al desarrollo económico y social de la provincia.

El dirigente juvenil apuntó que los universitarios tienen la insatisfacción de que en muchas entidades no aplican proyectos investigativos ya realizados, aun cuando estos pueden aportar a la eficacia del cumplimiento de su objeto social.

Ese tema -recordó-, fue debatido en las asambleas postcongreso de su organización, efectuadas en las facultades de la casa de altos estudios, e informó que el aporte de los universitarios a la actividad económica será efectiva en el tratamiento de más de 20 líneas temáticas de proyectos en los cuales se trabaja, relacionados con la eficiencia productiva, incremento de rendimientos, y el aprovechamiento óptimo del combustible, entre otros con probable impacto en el ahorro y disminución de costos en diferentes actividades productivas.

Carmen González Álvarez, miembro del Buró provincial del Partido, abordó lo relacionado con la atención a ofrecer a los universitarios recién graduados por las entidades; sugirió realizar actos de inicio de la vida laboral, para que los jóvenes, cuyo protagonismo es imprescindible,  sientan compromiso con las tareas a desempeñar.

Yanetsy Rodríguez Sampson, primera secretaria de la UJC en el territorio, resumió los propósitos esenciales de la organización, en primer lugar consolidar la integración a sus filas, con decrecimiento en los últimos  años.

Resaltó lo positivo de los activos realizados con jóvenes de AzCuba y la formación  de contingentes para impulsar la zafra azucarera, uno de estos en el central Bartolomé Masó,  el cual favoreció el aporte juvenil por más de 50 mil pesos, y la constitución de un comité de base.

El trabajo, agregó,  alcanza por igual a los jóvenes comunistas y a todo el universo juvenil, por la importancia de su entrega, no solo en la actividad económico-productiva, sino, también, en proyectos sociales y fomento de valores.

RENOVADO COMBATE POR EL ORDEN SOCIAL

En todo el proceso en los municipios, la opinión de las masas  marcó la necesidad de hacer más por preservar el orden social y la tranquilidad ciudadana.

Ariel Fonseca, director provincial de Trabajo, destacó lo significativo de la integración de todos los factores involucrados en esta batalla, en la cual lo fundamental es el trabajo de prevención desde la comunidad, particularmente con los menores.

Expuso la experiencia del territorio en la atención y el trabajo social, una acción liderada por el gobierno, y que ha permitido una disminución discreta del delito.

Tal descenso en todas las manifestaciones fue corroborado por Manuel Santiago Sobrino Martínez, presidente de la Asamblea provincial del Poder Popular, quien  dijo que muchas acciones pueden hacerse y se han hecho aquí, pero no es un problema resuelto.

Debemos fortalecer -convocó- la acción de los grupos de trabajo comunitario, las comisiones municipales y provincial, continuar atendiendo la entrega de múltiples recursos a los casos sociales, pero, sobre todo,  lograr cada vez una mayor inserción de las personas a la sociedad.

En la batalla por el orden social y contra el delito, es ineludible, reflexionó, avanzar más en el control interno en cada entidad de la producción y los servicios. (por Sara Sariol Sosa, Juan Farrell Villa y Luis Morales Blanco).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .