Del clásico granmense y la gran final de la pelota cubana

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 10 enero, 2020 |
1
Avilés se prepara con el propósito de jugar con los Alazanes en la próxima temporada, que comienza en abril / FOTO Ibrahín Sánchez Carrillo

Mientras los equipos de Camagüey y Matanzas se alistan para la discusión del título en el clásico beisbolero cubano, aquí se ultiman detalles sobre la 44 Serie provincial, que arrancará el martes próximo.

El certamen granmense estrenará otro formato para esta edición: tres grupos clasificatorios y una etapa final, que animarán los líderes de cada llave, de donde emergerá el campeón.

Otro cambio significativo que atenta contra la calidad del torneo -obedece a la nueva estructura y a la coyuntura energética-, radica en que los equipos no efectuarán la misma cantidad de partidos, aunque sí enfrentarán seis veces a cada rival de la zona.

De tal forma, se programan 18 encuentros en las llaves Sur (Campechuela, Niquero, Media Luna y Pilón) y Centro (Yara, Manzanillo, Buey Arriba y Bartolomé Masó), y 24 se jugarán en la Norte (Bayamo, Río Cauto, Cauto Cristo, Guisa y Jiguaní), donde las acciones deben concluir el 16 de febrero, una semana después de las otras agrupaciones.

Y continúan las novedades, los martes y sábados las subseries iniciarán con doble jornada a siete entradas, con juegos sencillos miércoles y domingos, pero a nueve episodios.

Para la fase conclusiva, del 19 al 26 de febrero, cada elenco tendrá la posibilidad de escoger refuerzos (cuatro), aunque solo celebrará cuatro desafíos.

Aún así, la comisión provincial ya piensa en la 60 Serie nacional; aparejado al torneo de casa habrá un concentrado de 29 peloteros, que se alistará para la próxima temporada.

En ese listado, sobresalen Guillermo Avilés Difurnot, que parece recuperado de la operación en una rodilla, y los receptores importados Ariel Pestano Rosado, de Villa Clara, e Iván Prieto González, de Holguín.

TOROS VS COCODRILOS, A PARTIR DE ESTE SÁBADO

Después de exponer dominio sobre sus rivales de turno, Toros y Cocodrilos escenifican, a partir de este sábado, un duelo inédito por la corona de la pelota cubana.

Apoyados en la profundidad de su cuerpo de lanzadores, los camagüeyanos desbancaron en solo tres partidos a Industriales, en medio de una efervescencia beisbolera que no se recuerda en ese territorio.

De hecho, los abridores utilizados por el mentor Miguel Borroto ofrecieron demostraciones de calidad; mientras, la ofensiva aprovechó las brechas que dejaron sus contrarios, incluyendo el descontrol del pitcheo azul (14 boletos), para fabricar las carreras que necesitó.

Los matanceros, por su parte, llegan luego de haber eliminado al monarca exponente Las Tunas, luego de exhibir la alineación más completa entre los cuatro semifinalistas.

Su staff puede estar en desventaja con el de los Toros, pero con los abridores Freddy Asiel Álvarez y los zurdos Yoenni Yera y Yamichel Pérez pueden dar pelea y optar por el trono.

Las mejores emociones aún están por llegar, con la expectativa de ver levantar la corona a Lázaro Blanco con los Toros o a Raico Santos con los Cocodrilos.

Raico Santos / FOTO Rafael Martínez Arias

Responder a Carlos Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *