Del correo a caballo a la computadora

Share Button
Por Orlando Fombellida Claro | 19 octubre, 2019 |
1
María Elena Pompa Ponce, jefa de brigada del Correos de Bueycito FOTO/Rafael Martínez Arias

Bueycito es un apacible barrio asentado en la parte llana del municipio de Buey Arriba, de la provincia de Granma.

Entre sus principales referentes históricos está el asalto realizado el 1 de agosto de 1957 por fuerzas de la Columna 4 del Ejército Rebelde, dirigida por Enesto Che Guevara, al cuartel que allí tenía la tiranía batistiana, y ser cuna de la reconocida maestra y patriota Adosinda María Alsina Álvarez.

Aunque alejado de centros urbanos importantes, por ejemplo Bayamo y Manzanillo, cuenta con servicios de electricidad, salud, educacionales, telefonía y correos, para mencionar los más significativos.

En el caso de los últimos mencionados, los brinda una unidad adscripta al Correos de Buey Arriba, en la cabecera municipal, atendida por María Elena Pompa Ponce, jefa de brigada, algo así como administradora.

El Correos de Bueycito, así llamado por los lugareños, ocupa un pequeño local en el centro del poblado en el que se dan “todos los servicios postales: imponer y pagar giros, pago de pensiones y asistencia social, enviar y recibir paquetes, venta de publicaciones impresas, sellos timbrados, sobres para cartas…”, dice María Elena Pompa Ponce.

Enfatiza que la unidad cubre “19 zonas de porteo: Bueycito, La Piñuela, Arroyo Prieto, Angostura, Cujabo, Palmarito, Puente de Yao, Jiménez…”.

Archivo provincia de Buenos Aires. Cartero en 1920. Foto tomada de Internet

Para ello cuenta con cuatro porteadores (carteros) dos de los cuales realizan su labor con medios de transporte propio, léase caballo, bicicleta e incluso a pie.

María Elena asegura que al buen funcionamiento de la unidad contribuyen el esfuerzo de sus trabajadores y estar informatizada desde 2013.

EMPRESA INFORMATIZADA

La Empresa de Correos Granma cerró el 2018 con el 90 por ciento de sus cerca de medio centenar de oficinas informatizadas, proponiéndose completar este año esa modernización en las restantes, propósito materializado al informatizar la unidad de Babiney, asentamiento perteneciente al municipio de Cauto Cristo.

Con ese logro, la provincia de Granma se convierte en la primera del país en tener todas sus oficinas de Correos informatizadas.

Hay quienes afirman que Internet viene a desplazar a correos, en cuanto al envío de cartas escritas a mano o mecanografiadas y tarjetas; otros reconocen que mediante la red de redes se puede adelantar muchas informaciones, pero el papel original que requieren los clientes se tiene que enviar por correo, también, los bultos postales.

En el caso de Cuba, la informatización de los servicios de correos significa inmediatez y mayor control de la economía, traducida en eficiencia para los clientes, declaró Alexander Cruz Santana, especialista en informática de la entidad en Granma.

Por eso los residentes en Bueycito y Babiney, no cuestionan si es mejor enviar o recibir un SMS o un telegrama, leer La Demajagua impreso en papel o su edición digital, pero sí están conscientes de cuán ventajoso es no tener que ir desde su barrio a las cabeceras de sus respectivos municipios a, por ejemplo, imponer o cobrar un giro, enviar o recibir un bulto postal, en consecuencia dan vivas a la informatización de la sociedad y Correos en particular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  1. Aunque parezca irrlevante, la actividad de Correos sigue siendo de mucha utilidad. Yo soy cliente asiduo debido a que me comunico con personas de varios paises a traves del correo postal y, aun en la era de la informatizacionde las
    comunicaciones mis correspondientes en aquellos parajes me confiesan que tambien gustan y prefieren recibir una carta a un SMS o similares. El SMS se borra o atiborra las bandejas, la carta permanence y trasciende en el tiempo. Felicidades a estos imprescindibles compañeros!!!!