Antes del cumpleaños 90

Share Button
Por Geidis Arias Peña | 13 agosto, 2016 |
0
Fidel en una piscina durante su visita a Rumanía en 1972 (tenía 46 años). Foto: Prensa Latina.
Fidel en una piscina durante su visita a Rumanía en 1972 (tenía 46 años) / FOTO Prensa Latina

El salón grande de la casa luce diferente, en las afueras el aroma del puerco asado y el rebullicio en la valla de peleas de gallos confirman que hay fiesta, hoy coincide con el cumpleaños del tercer hijo de la familia Castro Ruz y aunque la celebración no se caracteriza por el lujo, se disfruta la jornada.

Su nombre es Fidel Alejandro. Para la ocasión su mamá, Lina, lo vistió con un traje azul y blanco que al transcurrir las horas terminó sudado de tanto corretear junto a los hermanos y niños cercanos al batey de Birán, Cueto, en la antigua región Oriental cubana, donde transcurrió su infancia.

Cumpliría menos de seis años, recuerdan algunos vecinos de la zona, quienes aseguran que un tiempo más tarde sus juguetes fueron armas y sus amigos soldados de una causa justa, Cuba libre e independiente.

Y así los próximos aniversarios de vida  del pequeño que al crecer se convirtió en el líder de la Revolución, llegaron lo mismo en una prisión que a punto de ser víctima de un naufragio o de una bala enemiga.

Como consecuencia de una de sus acciones revolucionarias, el asalto al cuartel Moncada, su cumpleaños 27 y 28 transcurrieron en Presidio Modelo, en la Isla de la Juventud, donde preparó su alegato de autodefensa La Historia me absolverá, considerado el programa social de Cuba.

Luego,  entre los 29 y 30 años, organizó una expedición desde México hacia la isla, que una vez iniciado su rumbo estuvo muy cerca del naufragio,  y lejos de aminorar su ánimo para continuar su bregar revolucionario lo alentó a seguir hasta conseguir el triunfo de Enero de 1959 con sólo 32.

Después arribó a sus eternos 90, en medio de los cuales, vivió  una Batalla de Ideas, y dedicó la mayor parte de su tiempo a construir una sociedad justa y solidaria.

Y quizás el Comandante en Jefe no volvió a festejar algún cumpleaños en aquel poblado donde nació, pero allí se hizo tradición, hace más de tres décadas, homenajear a este hombre como muestra de gratitud.

Aunque Fidel no ha aceptado nunca este tipo de agasajo a su persona, en los últimos 10 años la nueva generación, liderada por la Unión de Jóvenes Comunistas también forma parte de esta festividad a la que el pueblo cubano se suma este 13 de agosto con el cariño infinito que él sembró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *