Delmis y el valor de la constancia

Share Button
Por Yudelkis de la Hera Jeréz. | 7 agosto, 2019 |
0
Delmis, al centro, junto a la madre y parte de la familia/FOTO: Yudelkis de la Hera Jeréz.

Niquero- Delmis Dalia Pérez Guevara es una joven atleta de 21 años de edad, residente de este costero municipio de la provincia de Granma, que desde hace 7 años practica el pentatlón, disciplina que incluye natación, esgrima, atletismo, tiro y equitación.

La bisoña, una de las promesas de ese deporte en Cuba, participó en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, la primera gran cita en su corta carrera, ante rivales de mayor palmarés de Estados Unidos, Guatemala, México y Canadá. Ella se ubicó en el duodécimo lugar, entre poco más de treinta concursantes.

“La lid fue muy exigente, el nivel del pentatlón ha crecido mucho, pero todo el mundo comenta que las cubanitas vamos por buen camino. Terminé con la mejor acumulado en la natación, modalidad que para mí es más cómoda, pero no tuve buenos desempeños en las restantes. Eso limitó las opciones.

Con voz baja, algo tímida y la humildad que la caracteriza nos describe las primeras “brazadas” en el deporte en el río de la comunidad niquereña de Las Casimbas, donde vivía; de sus entrenamientos en la Base de Kayac del municipio y años más tarde en tierras bayamesas con el ingreso a la escuela de iniciación deportiva (EIDE).

Dedicación y constancia matizan los días de Delmis, quien paso a paso y a fuerza de mucha voluntad se abrió la ruta para el equipo nacional   de pentatlón moderno, gracias a los resultados que evidenciaron su calidad competitiva a diferentes niveles.

Para Pérez Guevara la tenacidad y el esfuerzo constituyen premisas fundamentales: “Ser pentatlonista implica mucho esfuerzo y concentración y resistencia; hay que practicar de manera constante. Son cinco deportes y es muy fuerte.

“La disciplina y la responsabilidad son esenciales en los entrenamientos, garantía de buenos resultados. Es vital lograr equilibrio entre las cinco disciplinas. Me siento más cómoda en la natación.”

No falta en esta historia el apoyo de familiares, funcionarios del deporte en el territorio, amistades y vecinos del barrio, quienes dan aliento e incentivan a la joven a seguir adelante.

De ahí que recibir a la atleta a su regreso de los Juegos Panamericanos de Lima 2019 se convirtió en motivo de algarabía y apoyo popular, para, como buenos cubanos, engalanar la zona, degustar una excelente caldosa y juntos brindar por la jovencita Delmis y las victorias que, por venir, de seguro, estremecerán a la gente que vive en “Los Tanques”, de Niquero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *