Denuncian injerencia de EE.UU. en Bolivia ante ventaja de Evo Morales

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 22 julio, 2019 |
0
La Paz, -La ventaja que mantiene hoy en las encuestas el presidente Evo Morales sobre su más cercano rival de cara a su reelección, aporta más credibilidad a las denuncias de injerencia de Estados Unidos para unificar el voto opositor.

 

Según la primera encuesta nacional realizada por Ciesmori para la cadena multimedia El Deber y publicada este domingo, Morales (37 por ciento) supera al ocupante del segundo lugar y representante de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa (26 puntos porcentuales), su más cercano adversario.

Ubicado en tercera posición con nueve unidades sobre 100 se encuentra Ã’scar Ortiz, de la Alianza Bolivia Dijo No (BDN); cuarto marcha Víctor Hugo Cárdenas (tres por ciento), de Unidad Cívica Solidaridad (UCS), y el resto de los aspirantes no superan el uno por ciento en la intención de votos.

De acuerdo con el estudio de Ciesmori, los votos en blanco y nulos suman 12 puntos sobre 100, un seis por ciento de los encuestados no saben por quién votar, no reveló su decisión un dos por ciento y el uno por ciento no contestó.

Realizado entre el 12 y el 18 de julio en todas las ciudades capitales y el área rural de los nueve departamentos del Estado Plurinacional, el estudio incluyó 2015 entrevistas con un 2,2 por ciento de margen de error.

Al referirse a este escenario, el analista político boliviano Hugo Moldiz opinó que la derecha necesita concentrar en una sola candidatura ‘el voto duro de la derecha’, teniendo en cuenta la tendencia en la cual ‘Evo va para arriba, Mesa para abajo y Ortiz subiendo a costa del expresidente’.

Sobre esta base, el también exministro de Gobierno de Bolivia (2015), responsabiliza a Washington de la renuncia a la vicepresidencia por BDN de Edwin Rodríguez de cara a los comicios generales del 20 de octubre del año en curso, en el artículo Intromisión de EE.UU. agrava la crisis de la derecha.

‘Esto es lo que ha servido para que los operadores de la embajada de EE.UU. usen para presionar a Rodríguez por la vía del Comcipo (Comité Cívico) de Potosí, de manera directa, y del Comité Pro Santa Cruz, tras bambalinas’.

Al referirse a los antecedentes, el politólogo recuerda que en noviembre de 2017, cuando el Tribunal Constitucional Plurinacional de Bolivia emitió un fallo a favor de la candidatura de Morales-García Linera, el Departamento de Estado norteamericano instó al presidente indígena a no presentar su candidatura.

El Senado estadounidense, por su parte, aprobó una resolución en igual sentido. Mesa, por su parte, viajó a Estados Unidos donde sostuvo reuniones con altos funcionarios y senadores, y a su regreso reiteró ante la prensa que de triunfar restablecerá relaciones plenas al más alto nivel con Washington.

Bolivia y Estados Unidos mantienen nexos a nivel de Ministros Consejeros, después que en 2008 fuera expulsado por injerencia en los asuntos internos el embajador Phillip Golberg, al igual que la Agencia Antinarcóticos (DEA, en inglés) y la estadounidense para el Desarrollo (Usaid, por sus siglas en inglés).

Adicionalmente, pese a prometer copiar del gobernante Movimiento al Socialismo la preservación de la independencia y la soberanía en política exterior, Mesa transparenta en su actitud hacia Venezuela su subordinación a los intereses de los gobernantes estadounidenses.

Incluso, el periodista e historiador que presume de demócrata ha reiterado ante la prensa su respaldo al autoproclamado presidente de esa nación suramericana, Juan Guaidó, pese a los dos frustrados intentos de golpe de estado que el denominado por Estados Unidos ‘mandatario encargado’ encabezó este año y las denuncias de corrupción millonaria contra este y varios de sus allegados.

El objetivo de Washington es lograr que en una primera vuelta Morales no logre más del 40 por ciento de las papeletas y 10 puntos de ventaja sobre el ocupante del segundo lugar, lo cual le daría la reelección, para forzar un balotaje en el que el voto de la oposición se concentre.

Para lograr ese objetivo, según Moldiz, Washington pretende sacrificar la candidatura de Ortiz, y con esa ayuda Mesa apuesta a ganar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *