Desactivan en Vietnam otra bomba quedada de guerra contra EE.UU.

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 14 febrero, 2020 |
0
FOTO Prensa Latina

Hanoi, -En apenas una semana, expertos vietnamitas en explosivos desactivaron hoy una segunda gran bomba remanente de la guerra contra el invasor estadounidense, esta vez en la noroccidental provincia de Dien Bien.

El artefacto, de casi un metro y medio de largo y 340 kilogramos de peso, fue encontrado fortuitamente por un grupo de constructores de viviendas en la comuna de Na Tau.

Zapadores del Comando Militar de la provincia llevaron la bomba a un sitio seguro para desactivarla, pues aún conservaba todo su poder destructivo.

La semana pasada un similar ingenio de guerra fue encontrado por campesinos de la comuna de Tan Lap, en la contigua provincia de Yen Bai, mientras labraban la tierra.

Estas son las dos primeras bombas estadounidenses halladas en Vietnam en 2020, pero en el país son frecuentes los incidentes, mortales o no, con los temidos UXO (del inglés unexploded ordnance, o sea, municiones sin explotar).

Uno de los hallazgos más masivos en los últimos tiempos tuvo lugar el septiembre del año pasado en la central provincia de Quang Tri. En un campo de yuca fueron encontrados casi 300 artefactos todavía capaces de explosionar.

Unos meses antes, una bomba de 240 kilogramos fue casualmente descubierta por unos constructores que echaban los cimientos de la nueva oficina de una escuela.

Expertos indicaron que de haber explotado, habría matado a todos a su alrededor y causado daños en más de un kilómetro y medio de radio.

Con relativa frecuencia, los medios militares vietnamitas dan cuenta de hechos similares, a veces con un lamentable saldo mortal.

Según el Centro de Tecnología para la Eliminación de Bombas y Minas, más de seis millones y medio de hectáreas, alrededor de la quinta parte de la superficie del país, está contaminado con UXOs.

Estados Unidos utilizó más de 15 millones de toneladas de bombas y minas en Vietnam, el cuádruple de todo lo empleado en la Segunda Guerra Mundial, a resultas de lo cual este es uno de los países más contaminados con ese tipo de dispositivos.

Aunque la guerra terminó en 1975, de entonces a la fecha las bombas, granadas y minas que no explotaron han matado a más de 42 mil personas y herido a unas 62 mil, muchas de las cuales quedaron físicamente incapacitadas.

Se estima que para dejar al país libre de esos tenebrosos medios se requerirán al menos 100 años, por lo que probablemente todavía no ha nacido el último vietnamita que morirá a causa de un UXO. Eso, sin contar los miles de millones de dólares que aún costarán las tareas de limpieza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *