Desafiando el hacha

Share Button
Por Leonardo Leyva Paneque | 1 diciembre, 2017 |
0
Con average de 373 (67-25), Osvaldo Abreu se erige el mejor bateador de los Alazanes en la segunda etapa / FOTO Rafael Martínez Arias

Apenas un solo partido pudieron efectuar los Alazanes en su visita al parque 26 de Julio, de Artemisa, para aumentar a cuatro sus encuentros colgados en la ronda élite de la 57 Serie nacional de béisbol.

Como se ha hecho habitual en la presente temporada, la lluvia asumió protagonismo y el tope más reciente entre granmenses y artemiseños no escapó a esa realidad, obligando a la suspensión de dos desafíos; mientras los anfitriones se llevaban la única victoria.

Ese revés fue el tercero de los vigentes monarcas en la gira de dos compromisos por el occidente, luego del resultado adverso 1-2 que sacaron frente a Industriales, en el Latinoamericano.

A pesar del paso tambaleante en las últimas presentaciones -tres triunfos y seis derrotas-, los granmenses (39-29) no han visto peligrar el cuarto lugar que ocupan en la tabla de posiciones, a siete rayas completas de Las Tunas (47-23).

Lo más preocupante en ese recorrido resultó la improductividad de sus principales bateadores, incidiendo en el primer revés de la campaña para el estelar Lázaro Blanco (5-1); al tiempo que el zurdo Leandro Martínez (8-5) mostraba recuperación frente a los Cazadores, aunque cayó por quinta ocasión en el campeonato.

Asimismo, los refuerzos Alaín Sánchez y Luis Enrique Castillo estuvieron lejos de su mejor forma; aún así, deben aportar a la causa de los Alazanes durante el tramo final del calendario regular, que concluye el 23 de diciembre.

De tal forma, los alumnos de Carlos Martí Santos se acogieron a un corto descanso en la Villa roja antes de regresar a sus predios del Mártires de Barbados, donde inician esta noche el duelo con los líderes tuneros e intentan ampliar la ventaja en el cotejo particular, que marcha 4-1 a su favor.

Este match podría resultar decisivo en las aspiraciones de asegurar un puesto en los play off. De hecho, necesitan reaccionar y, de conseguirlo frente a su público y frente a las hachas de los Leñadores, despejarían algunas dudas sobre su posible clasificación y, de paso, consolidarían su candidatura a la corona.

Por cierto, desde el Balcón del oriente cubano llegará a Bayamo una comisión de embullo de alrededor de 100 personas, que incluye la peña deportiva de referencia nacional Melchor Anido, del municipio de Jesús Menéndez, junto a la reconocida conga de Chaparra. Entonces, el duelo Alazanes-Leñadores promete ser un buen espectáculo. Esperemos.

Después de recibir a sus vecinos, los granmenses viajarán al Victoria de Girón yumurino, para enfrentar a los Cocodrilos, luego chocarán en casa con Artemisa e Industriales, antes de culminar la fase clasificatoria en el Julio Antonio Mella, de Las Tunas, y el Capitán San Luis, de Pinar del Río, en ese orden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *