El desafío es conquistar corazones

Share Button
Por Roberto Mesa Matos | 9 noviembre, 2017 |
0
Limia, (a la derecha) es tuvo acompañado por Vladimir Rodríguez, jefe del Departamento Ideológico del Comité Provincial del Partido Comunista de Cuba en la provincia de Granma. FOTO/ Roberto Mesa Matos.

Manzanillo.- El escenario más peligroso de la actualidad no hace bulla,  porque el neoliberalismo persigue la enajenación, la apatía y el desinterés de los jóvenes.

Así lo refirió hoy el historiador Ernesto Limia Díaz durante un intercambio con estudiantes, jóvenes trabajadores, combatientes de la Revolución, artistas, intelectuales  y dirigentes políticos y gubernamentales manzanilleros, en el principal teatro de esta ciudad de la oriental provincia cubana de Granma.

En su diálogo, Limia Díaz recordó a los principales pensadores cubanos de todos los tiempos y señaló que la Revolución de Fidel trajo la cultura y la siembra de los genuinos valores culturales, de defensa de la Patria y la soberanía que tanta sangre costó.

“La seudocultura, que promueve la ideología neoliberal lo que quiere no es un gritón, ni un pensador porque no le conviene; lo que desea es un joven apartado de la realidad que le circunda, preocupado  por el paradigma del tener y no el ser.”

Arte, literatura y ciencias sociales tienen que conducir los debates a las esencias, imbricar objetivos, porque a los jóvenes hay que trasladarles los conocimientos con los códigos que ellos prefieren, alejados de “teques” e imposiciones.

“La historia es para sacar las lecciones  que no hemos aprendido y defenderla desde los más entrañables sentimientos patrióticos y revolucionarios.

“El presente y el futuro se edifica con las ideas, los corazones y las manos de todos: conversando, valorando, para sentar precedentes. La Patria necesita, hoy más que nunca, de todos sus hijos.”

Al finalizar el intercambio, el historiador Ernesto Limia Díaz recibió de manos de Calixto Santiesteban Ávila, primer secretario del Partido en la localidad,  un ramo de flores y un afiche con la imagen de la glorieta, símbolo arquitectónico de la ciudad del Golfo como expresión del cariño y respeto de los residentes en este costero territorio.

La visita del destacado intelectual,  nacido en la ciudad de Bayamo y autor del libro Cuba, ¿fin de la historia?, responde a una invitación de las principales autoridades políticas de esta oriental provincia para intercambiar con los colectivos de varias instituciones, entre ellas, los estudiantes y profesores de la Universidad de Granma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *