Despaigne, el mejor del año

Share Button
Por Granma | 15 diciembre, 2017 |
0

No hubo dudas. Alfredo Despaigne fue seleccionado por la Dirección Nacional de Béisbol (DNB) como el mejor pelotero cubano del año, en atención a su extraordinaria campaña, tanto jugando con los Alazanes de Granma como con los Halcones del SoftBank en Japón, ambos equipos campeones de sus respectivas ligas.

El toletero granmense resultó el líder indiscutible del colectivo monarca de la Liga del Pacífico, la de mayor ofensiva en el béisbol japonés, pues utiliza el bateador designado. Sus 35 jonrones y 103 carreras impulsadas lo catapultaron como el slugger más sobresaliente entre muchos estelares.

En los play off de la pasada 56 Serie Nacional su presencia como cuarto bate de los Alazanes determinó en el primer triunfo de la representación granmense en toda su historia.

Ya suman cuatro los años que lleva Despaigne vinculado al béisbol nipón, caracterizado por su extraordinaria entrega a los entrenamientos y el rigor en cada juego de una larga temporada de 143 partidos en su etapa regular, sin incluir la postemporada. Ha participado en 418 desafíos, con 1 488 veces al bate, 405 jits, 89 cuadrangulares, 290 impulsadas, 272 de promedio, 502 de slugging y 356 de promedio de embasado.

¿Cómo ha sido posible que un pelotero latino, con costumbres diferentes a las asiáticas, haya podido convertirse en un ídolo en la ciudad de Fukuoka, sede del SoftBank?

Mucha disciplina y fuerza de voluntad. Cuando hace cuatro años llegó a ese mundo se propuso trabajar con ahínco. Él mismo dijo en una ocasión que los inicios fueron duros, pues los japoneses se toman el béisbol muy en serio. Se llega al estadio a las 12 del día, seis horas antes del juego, y se entrena a intervalos.

Solo un hombre de su temple ha sido capaz de soportar la separación de su familia, hábitos de vida diferentes y dedicarse por completo a su profesión. Soy de la opinión de que su mayor logro es el adaptarse al pitcheo japonés –el segundo mejor del mundo–, de tal manera que en el pasado IV Clásico Mundial, Alfredo brilló por encima de sus compañeros.

El primer pelotero cubano que jugó en Japón fue el matancero Roberto Barbón, allá por el año 1955. Después le siguieron otros que habían incursionado en Grandes Ligas: Lorenzo Fernández, Román Mejías, Tony «el Haitiano» González, Zoilo Versalles, Orestes Destrade y otros más. Ninguno impresionó tanto a la afición como el granmense, con tanta fuerza en sus muñecas y modestia en su corazón.

DESPAIGNE EN JAPÓN-2017

– 136 partidos jugados

– 478 veces al bate

– 66 carreras anotadas

– 125 jits

– 262 average

– 15 dobles

– 35 jonrones (líder)

– 103 carreras impulsadas (líder)

EN LA 56 SERIE NACIONAL

– 15 partidos jugados

– 39 veces al bate

– 14 carreras anotadas

– 11 jits

– 282 average

– 5 jonrones

– 18 carreras impulsadas

– Jugador más valioso de la final

EN EL IV CLÁSICO MUNDIAL
– 6 partidos jugados

– 19 veces al bate

– 6 carreras anotadas

– 9 jits

– 474 average

– 3 jonrones

– 6 carreras impulsadas

OTROS DESTACADOS

El mentor Carlos Martí fue el de mejor labor, junto a los Alazanes, campeones nacionales. A Jorge Niebla, árbitro destacado, lo reconoció también la Confederación Mundial de Béisbol-Softbol.

En la categoría juvenil sobresalieron César Prieto y Yorbert Sánchez, el mejor del 2017 y el novato del año, respectivamente. La lista de los diez mejores la integran: Yurisbel Gracial (MTZ), Lázaro Blanco (GRA), Liván Moinelo (PRI), Roel Santos (GRA), Yordan Manduley (HOL), Alexander Ayala (CMG), Miguel Lahera (ART), Carlos Benítez (GRA), Frank Camilo Morejón (HAB) y Yordanis Samón (HAB).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *