Un diario esencialmente para los jóvenes

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 6 abril, 2018 |
0
Mario Cremata Ferrán, director de Ediciones Boloña, presentó El Diario perdido de Carlos Manuel de Céspedes/ FOTO Rafael Martínez Arias

El Diario Perdido de Carlos Manuel de Céspedes, en versión anotada de Eusebio Leal Spengler, es un documento que contribuye a explicar la historia, de utilidad para todos los cubanos y cespedianos, de gran valía esencialmente para los jóvenes.

Así destacó Mario Cremata Ferrán, director de Ediciones Boloña, de la oficina del historiador de la Ciudad de La Habana, al presentar este viernes la sexta edición del texto, en la casa museo del Padre de la Patria, en Bayamo, en el marco de la 27 Feria Internacional del Libro que acoge la provincia de Granma.

Cremata Ferrán, periodista y editor, resaltó que ese era de hecho el sitio obligado para la presentación, por el trabajo que realizan especialistas y colectivo del museo en general, por todos los cespedianos de Bayamo, que tratan de mantener vigente la figura del iniciador de nuestras luchas por la independencia de la Patria.

Cuando han pasado más de 140 años de su muerte, agregó, es una dicha que en esta ciudad se conserve con tanta vitalidad el legado de Céspedes, una figura entrañable para Eusebio Leal.

En el libro, cuya carátula muestra la histórica bandera que Céspedes enarboló en La Demajagua, se presenta al patriota bayamés con todas sus virtudes y defectos como todo mortal, y nos adentra a lo vivido por él durante los tres meses que siguieron a su deposición como presidente de la República de Cuba en Armas hasta su muerte en San Lorenzo, Sierra Maestra.

La presente edición, como las anteriores, que se pone hoy en manos del lector, es el resultado de un arduo trabajo de investigación, desciframiento y cotejo, y su publicación, 20 años después de la última edición, permitirá a los jóvenes conocer entre otros acontecimientos, las consecuencias que provocaron la desunión en las fuerzas mambisas, lo que conllevó luego al fracaso de la conocida como Guerra de los Diez Años.

Por tanto, el texto es una convocatoria a defender y consolidar la unidad de todos los cubanos en torno a la gran Revolución que inició Céspedes en La Demajagua, y que continúa hasta nuestros días, como certeramente dijera nuestro Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *