Díaz-Canel: Cuba está abierta al diálogo con EEUU pero sin prepotencias (+ video)

Share Button
Por Agencia Cubana de Noticias (ACN) | 17 septiembre, 2018 |
0
FOTO/ Captura de video

La Habana, – Miguel Díaz-Canel Bermúdez, Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, señaló que las relaciones con los Estados Unidos se encuentran en retroceso, aunque existe disposición del gobierno cubano al diálogo sin la imposición de condiciones prepotentes.

    Durante una entrevista concedida este domingo a la televisora multinacional Telesur, el Presidente cubano señaló que desde noviembre pasado la actual administración norteamericana ha tomado medidas totalmente inaceptables con relación a Cuba para asumir determinados compromisos con la mafia anticubana que vive en Miami.

 

#EntrevistaExclusiva con el presidente de Cuba Díaz Canel

Publicada por teleSUR en Domingo, 16 de septiembre de 2018

   Las medidas de Trump van contra lo que plantea el pueblo norteamericano, limitan la posibilidad de sus ciudadanos de viajar a Cuba o a los empresarios y personas de invertir o tener relaciones comerciales con la Isla y separan las familias, apuntó.
   Díaz-Canel Bermúdez señaló que ha habido un retorno a la amenaza y la imposición y se ha creado la falacia de supuestos incidentes sónicos, una historia que se ha desbaratado ante la falta de pruebas.
   Tenemos mucha ética para pedir que alguien ataque a otro, no partimos de atacar sino de defendernos porque hemos sido víctimas de terrorismo de Estado, bloqueo, campañas difamatorias, intentos de asesinatos a nuestros dirigentes. Cuba no ataca, comparte y es solidaria con una vocación de contribuir a u n mundo mejor, dijo.
   Añadió que desde el inicio de la Revolución Cubana se abrió la posibilidad del diálogo con el gobierno estadounidense, que cerró esa oportunidad apoyando incluso una invasión que fue rechazada en lo que fue la primera gran derrota del imperialismo en América Latina.
   Díaz-Canel recordó los avances en la última etapa del gobierno de Barack Obama, cuando se restablecieron las relaciones diplomáticas, se definieron contactos sobre temas de interés y se progresó en la normalización, aunque se mantuvo el bloqueo.
   El Presidente cubano calificó a esta política, vigente desde  hace casi 60 años, como el principal obstáculo que atenta contra el desarrollo del pueblo y que pretende condenarlo a morir de hambre y necesidades.
   Denunció que en el último período se ha incrementado la persecución financiera lo que limita el flujo de capitales y la inversión extranjera y provoca una mayor lentitud en la toma de decisiones por los condicionamientos y la desconfianza que genera el carácter extraterritorial de esta política.
REFORMA CONSTITUCIONAL
   En su intervención ante las cámaras de Telesur, Díaz-Canel Bermúdez señaló que el afán de las realizaciones de justicia social y prosperidad del pueblo cubano no pueden estar condicionadas a las políticas de un gobierno extranjero, de ahí el consenso nacional por actualizar el modelo económico y social cubano.
Señaló que como resultado de los debates del VI y VII congresos del Partido Comunista de Cuba se han tomado decisiones como la ampliación del sector no estatal, mientras que a nivel social se ha modernizado la visión sobre los derechos humanos y la eliminación de tabúes al tiempo que el país ha firmado un grupo de convenios internacionales.
   Esta realidad nos ha llevado a una encrucijada de lo que es institucional y las cosas que estamos tratando de institucionalizar y esta reforma refuerza un grupo de principios y constituye una mirada responsable, objetiva y realista sobre elementos más renovadores,
dijo.
   Entre los temas que aparecen en el nuevo texto constitucional destacó la ampliación de los derechos, el reconocimiento del Partido como fuerza dirigente de la sociedad y mayor autonomía a los gobiernos locales, con una estructura administrativa más coherente.
   El Presidente cubano consideró que el documento va a ser robustecido cuando se incluyan los aportes del debate popular y manifestó su confianza en que va a recibir un amplio apoyo popular similar al que se ha percibido en las reuniones para que realicen las propuestas.
   Los elementos que se aportan sirven de referencia también para el amplio ejercicio legislativo que vendrá posteriormente, para el que nos estamos preparando, aseguró el jefe de Estado cubano.
   Díaz –Canel Bermúdez se refirió a temas que han suscitado mayor cantidad de opiniones en determinados espacios, como la concentración de la propiedad, el papel dirigente del Partido, la construcción del comunismo o el matrimonio entre dos personas del mismo sexo.
    Con la salvedad de que no pretendía introducir perjuicios en el debate, el Presidente se mostró de acuerdo con lo que se encuentra en el proyecto y abierto a todo lo que se pueda incorporar con lo que el pueblo está aportando, porque confía mucho en la sabiduría popular.
   Muchas personas ven la constitución no solo para el hoy sino también para el futuro y la manera en que le da el espacio que necesita a la juventud cubana que demuestra compromiso conlacontinuidad de la Revolución, dijo.
Añadió que esa generación tiene muchas aspiraciones para que el país se desarrolle más rápido, es activa, participa, tiene elementos de diversidad, pero está consciente de que pierde todo el beneficio de la Revolución si se lacera la unidad de la nación.
UN NUEVO ESTILO DE GOBIERNO Y LA INTEGRACIÓN REGIONAL
Al referirse a los cuatro meses de ejercicio de gobierno, Díaz-Canel Bermúdez señaló que se ha erigido sobre cuatro pilares que implican la capacidad de los cuadros de rendir cuentas de su gestión, el diálogo constante con la población, la utilización de la comunicación social y el abordaje de las soluciones a los problemas en toda su complejidad desde posiciones científicas.
El Presidente cubano se refirió a sus visitas a los territorios, las cuales tienen el objetivo de fortalecer la interrelación del gobierno central con las provincias y municipios lo que se complementa con los recorridos de las comisiones de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
   Hay problemas tan grandes que su respuesta no es inmediata, pero si cada día se trabaja en ellos se genera una sinergia de solución y no te detienes, avanzas, explicó el dirigente cubano.
   Al valorar la situación regional, el Presidente manifestó su solidaridad y admiración con el pueblo y el gobierno de Venezuela, el compromiso con la paz como garante de las conversaciones entre la administración colombiana y los grupos guerrilleros y la satisfacción por la victoria de Andrés Manuel López Obrador en México, cuyos proyectos Cuba apoyará.
Díaz-Canel Bermúdez llamó la atención sobre las presiones que ejerce el gobierno estadounidense para desmontar los mecanismos de integración regional como parte de una plataforma de restauración capitalista neocolonial, luego de más de una década de gobiernos revolucionarios con logros sociales para sus pueblos.
   Las experiencias de la ALBA-TCP y Petrocaribe demostraron las potencialidades de la globalización de la solidaridad y el humanismo para hacer de esta  región más próspera y pacífica, como también la CELAC evidenció la posibilidad de encontrar la unidad en la diversidad, dijo.
UN ORGULLO Y UN COMPROMISO
   De paternal y muy sincera calificó Díaz-Canel Bermúdez su relación con el General de Ejército Raúl Castro Ruz, Primer Secretario del Partido, lo que evidencia la comunidad de compromiso del gobierno y esa organización política con el pueblo.
   Uno está transitando, dando los pasos por los caminos que ellos (Fidel y Raúl) abrieron, modestos pasos detrás de dos gigantes morales, éticos, revolucionarios, pero no los doy yo solo, por eso hay más dirección colectiva además del compromiso en función de lo grande y lo pequeño, de la estrategia y eldetalle y esas convicciones que impregnaron Fidel y Raúl.
   Cuando hago recorridos por los territorios y veo que en medio de tanta dificultad hay un pueblo comprometido, emprendedor, valeroso, y que trasmite mucho cariño y confianza, me lleva a la convicción de que la razón de nuestras vidas es la entrega total: actuando, creando y trabajando sin descanso.
El Presidente cubano reconoció que en ello ha recibido el apoyo y la comprensión de su familia, de quienes recibe críticas y consejos y trata de mantener la tradición cubana de reunirse todos los domingos a compartir un almuerzo.
   La entrevista con Telesur fue la primera que el Presidente cubano concede a un medio de prensa desde que en julio pasado asumiera su mandato, y fue trasmitida en las plataformas de español e inglés del canal multinacional, con una audiencia millonaria en cuatro continentes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *