Domadores de vientos

Share Button
Por Diana Iglesias Aguilar | 26 marzo, 2019 |
0

Con la presencia de pilotos invitados procedentes de Canadá y Alemania se
desarrolla en la comunidad de Corralillo, del municipio de Guisa, en Granma, el
Campeonato Nacional de Vuelo Libre en la modalidad de Parapente del 24 al
30 de marzo de 2019.
Durisniel Valdés Verdecia, piloto novato y promotor del evento, informa que la
zona tiene características especiales para el desarrollo de este deporte
extremo pues allí la orientación de los vientos es noreste propicios para la
actividad.

Asegura que allí se han formado los mejores pilotos de vuelo libre en el
archipiélago cubano y en la zona se han registrado importantes récords como
el de la mayor distancia recorrida en vuelo libre desde Corralillo hasta el sureño
municipio de Pilón también en la provincia Granma.

Fuerza física y salud en estado óptimo, conocimientos de meteorología, pericia
y valor se necesitan para volar aparatos que no requieren motores solo
aprovechan las fuerzas de la naturaleza.

El campeonato que se desarrolla con periodicidad anual, cuenta con la
organización de la Federación Cubana de Vuelo Libre y el Club de aviación de
Cuba y se rige por las legislaciones del Instituto de Aeronáutica Civil de Cuba.

Más de cien pilotos que representan de todas las provincias del país
participarán en la cita, y tendrán como reto completar la ruta de hasta 20
kilómetros de vuelo que exigirá sobrevolar determinados puntos de la
geografía.

El ser humano en su pretensión de conquista de los espacios como el aéreo,
comenzó a incursionar en el vuelo libre en octubre de 1783 cuando Jean-
François Pilâtre de Rozier ascendió en un globo que no estaba anclado a tierra,
a merced del viento, causando luego gran revuelo porque los globos no vuelan
sino flotan. Años más tarde en 1891 Otto Lilienthal realizó descensos desde
colinas con alas de su invención que lograban planear establemente.

Estos vuelos sin auxilio de motores se consideraron como los pioneros del
vuelo libre, y se practican en Cuba como deporte extremo, afiliados a una
organización nacional que regula la práctica de manera adecuada para
aminorar las posibles consecuencias negativas de los errores y que constituya
verdadero motivo de divertimento y placer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *