Donde hay un auditor interno no puede haber problemas

Share Button
Por Sara Sariol Sosa | 5 febrero, 2019 |
0
FOTO/ Luis Carlos Palacios

Asela Martínez Hidalgo, vicecontralora de la República de Cuba, aseguró este martes en Bayamo, que en una entidad donde se desempeñe un auditor interno, no puede haber problemas.

Su afirmación tiene en cuenta el papel primordial de quienes, en las estructuras de base, tienen la misión de orientar y alertar a las direcciones administrativas, sobre las irregularidades en materia de control interno, y evitar por consiguiente la ocurrencia de hechos delictivos.

Este concepto que tantas veces se ha planteado, sin embargo, no termina de ser interiorizado en toda la magnitud necesaria, y muchas entidades no cuentan con esa figura, o teniéndola no la escuchan o se desentienden de sus oportunas alertas.

Martínez Hidalgo, al retomar el tema aquí en el resumen de la XIII comprobación al control interno, de que fuera objeto la provincia de Granma, del primero de noviembre al 12 de diciembre últimos, puntualizó que corresponde a los auditores internos una labor esencialmente preventiva.

Cuando así se entienda, en las organizaciones productivas y de servicio habrá un mejor ambiente de control, y se podrán minimizar las irregularidades detectadas en la citada comprobación.

En el resumen, al cual asistieron Federico Hernández Hernández y Manuel Santiago Sobrino Martínez, máximos dirigentes del Partido y el Gobierno en el territorio, fueron informadas entre las irregularidades detectadas en algunas de las entidades evaluadas, insuficiente tratamiento a los inventarios, y pagos de servicios a trabajadores por cuenta propia que no se corresponden con las actividades aprobadas en la legislación vigente.

Asimismo, uso de combustible sin respaldo del nivel de actividad, a pesar de la necesidad de optimizar ese recurso en las condiciones actuales de la economía cubana.

A propósito, el país ha decidido rebajar hasta un 50 por ciento la asignación de combustible, a aquellas entidades con irregularidades en su uso. Un total de 11 entidades granmenses están propuestas a recibir esa penalización.

Para evitar tales problemas, como convocó la vicecontralora, el control en cada lugar tiene que ser objetivo y cotidiano, y los cuadros deben aprender a leer los estados financieros, a estudiar la información, y defender los recursos estatales de que son depositarios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *