Donde los sueños reverdecen

El alistamiento de este centro educacional en la comunidad de la piñuela, en buey arriba, permitirá concentrar las enseñanzas primaria, preescolar, especial; secundaria básica, preuniversitario y técnica.
Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 23 septiembre, 2015 |
0
FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias

Dilmaris Martínez Sánchez recuesta sus codos sobre la mesa escolar. La clase se le antoja sin sal ni pimienta. Su mente divaga en el sendero que debe recorrer día tras día, ida y vuelta: el sol implacable capaz de freír un huevo sobre una piedra; el pelo teñido por el polvo; las mismas curvas y esa fatiga constante que deshoja, uno a uno, el poco deseo de estudiar que le pudiera quedar.

Hoy, su rostro se ve descansado y alegre, y no es para menos. El acondicionamiento en el presente curso escolar del centro mixto Mártires de Barbados, puso fin a su agotadora caminata de tres kilómetros diarios desde su casa en Bueycito hasta su antiguo centro escolar en Angostura.

FOTO Rafael Martínez Arias
FOTO Rafael Martínez Arias

“Se me hacía difícil llegar temprano porque el transporte era pésimo. Durante esos dos cursos que viajé, me prepara desde las cinco y media de la mañana, para a las seis salir a tomar algún transporte. Si encontraba alguno que nos diera botella (que les adelantara), sino seguía caminando. Varias veces tuve que caminar hasta la escuela porque ningún carro nos paraba.

“A veces mi hermano (16 años de edad) me adelantaba un tramo en bicicleta y si encontraba alguna amiguita en el camino, nos acompañábamos durante la caminata.

“Llegaba a mi casa a las siete y pico de la noche y no me quedaban fuerzas para estudiar, era bañarme, comer y descansar. Evidentemente no podía prepararme bien, por eso desaprobé uno de los cursos. En el aula solo pensaba en irme temprano, en los carros; en fin, no podía concentrarme”, acotó Martínez Sánchez.

Sobre la oportunidad que ofrece la apertura de este centro mixto, opinó: “Me parece una oportunidad absolutamente buena para aprovechar el tiempo y alcanzar una buena carrera, una especialidad donde me pueda desarrollar y hacer mi futuro.

“Voy a adquirir conocimientos, al igual que en la escuela donde me encontraba, pero aprovecharé mejor el tiempo. Algunas personas cuestionaban el hecho de internarme en una escuela, pero a mí me es más factible porque tendré más tiempo para estudiar y prepararme”, refiere Dilmaris Sánchez.

“La Mártires de Barbados, de Buey Arriba, acogerá una matrícula de 586 estudiantes, el mayor grueso es de secundaria básica (con 314 estudiantes), enseñanza que crece en la Granma este curso escolar”, acotó Oscar Calero Garcés, director del centro.

El claustro estará integrado por 92 docentes y por el momento cuenta con alrededor de 50 trabajadores de apoyo a la docencia.

En el caso de la primaria, aclaró, los 150 estudiantes estarán semi internos, aunque recibirán los servicios de desayuno, merienda y almuerzo.

La enseñanza técnica permitirá graduar obreros calificados y técnicos medios en agronomía y en salones de belleza.
El recinto, con 21 aulas, está equipado con cinco laboratorios, distribuidos en las materias de biología, Química, Física y dos de Computación.

En este se ofrecen además servicios de cafetería que suministran jugos naturales, bocaditos y otros comestibles a los internos.

Oscar Calero Garcés estuvo 28 años ininterrumpidos dirigiendo centros internos de Granma; también fungió como metodólogo y cumplió misión en Venezuela.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .