Dos gigantes de la historia

Share Button
Por Yelandi Milanés Guardia | 15 junio, 2017 |
0
Sergio Garcés Quintana diserta sobre Maceo y Che/ FOTO Luis Carlos Palacios

Aspectos importantes de la vida y obra de Antonio Maceo Grajales y Ernesto Guevara de la Serna fueron tratados, este miércoles, por Sergio Garcés Quintana, quien ofreció en la Casa de la Nacionalidad Cubana la conferencia:Maceo y Che, dos gigantes unidos por la historia.

En el conversatorio se destacó el nacimiento, en fecha similar, de estas dos figuras excepcionales, separadas temporalmente por 83 años.

Las cualidades de combatiente y estratega militar de Maceo se exaltaron, al igual que su firme posición ante las indisciplinas y los intentos divisionistas que antecedieron al desastre del  Pacto del Zanjón.

Del Bravo santiaguero se dijo que nunca sucumbió a la ambición, el envanecimiento y los prejuicios, pues el se definía como un obrero de la libertad.

Garcés Quintana expresó: “Fue un hombre audaz en la batalla y un pensador político sagaz. No se puede entender la ideología de la revolución cubana al margen del brillante, profundo, trascendente y esencial pensamiento de Maceo, un Titán político que salvó la gloria de Cuba en su histórica protesta de Baraguá”.

En el intercambio también se recordaron sus famosas frases referidas a la libertad, la cual debía conquistarse con el filo del machete. Para Maceo era una deshonra mendingar derechos y un peligro contraer deudas de gratitud con un vecino tan poderoso como los Estados Unidos.

Asimismo, se abordaron sus hazañas en el actual territorio de Granma, donde destaca el combate de Peralejo, en el cual obtiene una gran victoria sobre tropas españolas encabezadas por el Capitán general Martínez Campos.

Che

La otra parte de la conferencia estuvo dedicada al che, quien se entregó a los ideales más nobles y justos del ser humano y se caracterizó por su espíritu rebelde y libertario, por eso se definió como un soldado de América.

Como combatiente y estratega militar se forja en la escuela de Fidel y la dictadura de las necesidades lo lleva a convertirse en economista, el cual al estudiar nuestra relación con la Unión Soviética y el Campo Socialista pudo ver con ojo clínico las imperfecciones e incoherencias del socialismo real.

Ernesto Guevara de la Serna en sus estudios económicos hizo apuntes críticos a la economía política y pudo ver que la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS) ya vivían los días regresivos del dogmatismo y del exceso de centralización. La caracterización del mundo de los años 60 del siglo XX y el lugar que ocupaba Cuba fue una de sus grandes preocupaciones.

El conferencista aseveraba que aún debe profundizarse sobre su epopeya en el Congo y Bolivia, su ejemplo en el trabajo creador, su legado como inspirador del trabajo voluntario y sus aportes y análisis a la transición del socialismo cubano.

En su intervención Garcés Quintana concluía: “Se trata de visualizar al Che a nuestro lado, en la misma trinchera, con mensajes contemporáneos y actuales y no como un inmóvil altar del pasado. De él se debe hablar en presente, pues sus ideas tienen hoy más que nunca una gran vigencia en la construcción de la revolución cubana”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *