Dos meses y 17 días

Share Button
Por Anaisis Hidalgo Rodríguez | 23 julio, 2015 |
0
Escuela primaria, Buey Arriba, Granma
Escuela primaria Ricardo Medina Reyes, Buey Arriba / FOTO Rafael Martínez Arias

Juan Reyes Ferrales descansaba en un taburete recostado de la pared, cuando cierto ajetreo llamó su atención. Curioso, siguió con la vista un camión IFA que trasladaba cinc, alfajías y cemento que depositaron con meticulosidad en la escuela vecina.

Al cabo del cuarto día un carro llegó con 16 horcones donados por campesinos de la zona, al rato, después de un torrencial aguacero, cerca de las 5:00 p.m., trabajadores de la brigada de mantenimiento de la Dirección municipal de Educación, comenzaron a levantar las tres hiladas de ladrillos sobre las que descansarían las paredes de la nueva escuelita, edificada con madera de la Forestal.

Siguieron la colocación de persianas y las puertas, la pintura, acondicionamiento del área para que formen los pioneros, la siembra de plantas de rosas, el busto blanco de Martí, la Bandera Cubana, la biografía del mártir, hasta que hace apenas tres días concluyó todo.

Hoy, Juan Reyes Ferrales sigue con la vista la huella que nuevamente dejan los carros y el ir y venir de personas. En esta ocasión, transportan a directivos de Educación, del Partido, el gobierno y algunos medios de comunicación masiva, quienes se dan cita tras serpentear kilómetros y más kilómetros en la montaña, para palpar la restauración del colegio.

Dos meses y 17 días demoraron en erigir el plantel. Hoy, la escuela primaria Ricardo Medina Reyes, de la comunidad Pinar Quemado, del consejo popular La Estrella, en Buey Arriba, cuenta con dos aulas, laboratorio de computación , biblioteca, cuarto para la maestra, una plaza para educación física y formar los alumnos, y dos baños, para hembras y varones, respectivamente.

Ahora, los 13 alumnos que en ella cursan estudios de primero a sexto grado ya no deben desandar por locales de la comunidad haciéndose un espacio para estudiar. Atrás quedaron las paredes apuntaladas y la madera quebrada.

El Plan Turquino en Granma abarca áreas de los municipios de Bartolomé Masó, Guisa, Buey Arriba, Pilón, Campechuela, Media Luna y Jiguaní. En ellas  el sector educacional cuenta con 236 instituciones escolares que atendieron en el curso que culminó, una matrícula de nueve mil 392 estudiantes de diferentes grados y enseñanzas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .