Dos muertos en el operativo de búsqueda del cerebro de los atentados en París Paris

Share Button
Por | 18 noviembre, 2015 |
0

FranciaAl menos dos presuntos terroristas murieron hoy en el operativo policial dirigida contra el el cerebro de los atentados en París del pasado viernes en la localidad de Saint-Denis, al norte de París.

Tras el asalto a un edificio, donde se atrincheraron los sospechosos durante unas siete horas, siete personas quedaron detenidas, confirmó la policía.

De los detenidos, tres fueron capturados por la policía en el piso asediado, dos en apartamentos vecinos y otros dos en las inmediaciones, precisó la policía.

La Fiscalía de París, responsable de la investigación de los atentados que causaron la muerte de al menos 132 personas el viernes último, confirmó la muerte de una mujer que se suicidó activando su cinturón de explosivos cuando los agentes lanzaron el asalto en el departamento en que se encontraba. Posteriormente, otro presunto terrorista murió “alcanzado por proyectiles y granadas”.

La redada, que comenzó a las 4.20 hora local (00.20 en la Argentina), estuvo dirigida contra el presunto cerebro de los atentados del pasado viernes en París, Abdelhamid Abaaoud.

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, precisó que en la operación antiterrorista participaron 110 policías de las unidades de elite RAID y BRI, que fueron blanco de disparos durante varias horas.

La policía comenzó la operación tras reunir información sobre que el sospechoso podría estar en un piso franco en el suburbio parisino de Saint-Denis, dijo el fiscal de París François Molins. La información se obtuvo a través de escuchas telefónicas, espionaje y declaraciones de testigos.

Sin embargo, el fiscal no pudo confirmar si Abaaoud se encuentra entre los muertos o detenidos ni tampoco la identidad de ninguno de estos.

De 28 años, Abaaoud es el islamista más buscado por los sangrientos atentados de París. Tiene raíces marroquíes y vivió en el pasado en el barrio de Molenbeek en Bruselas, aunque se cree que en los últimos tiempos estuvo en Siria luchando con Estado Islámico (EI).

El portavoz del Gobierno francés, Stephane de Foll, confirmó este mediodía (hora local) en una conferencia de prensa tras el final del Consejo de Ministros ordinario que mantuvo el Ejecutivo, presidido por el presidente francés, François Hollande , que la operación había terminado.

Sin dar mayores detalles, De Foll dijo que se trató de “una operación determinante y ha podido hacerse por la noche gracias a que está en vigor el estado de emergencia”.

El enfrentamiento en Saint-Denis fue en el centro de la ciudad, que está a apenas 1,5 kilómetros del Stade de France, el estadio que fue uno de los escenarios de los atentados del viernes. Allí la policía controlaba esta mañana los vehículos que pasaban y la cercana Línea 13 del subte parisino fue interrumpida.

En el operativo, una perra policía de 7 años llamada Diesel, una pastora belga (Malinois), del equipo de asalto de la policía, fue “asesinado por terroristas” indicó la Policía Nacional en un tuit. También informaron que cinco efectivos resultaron heridos.

Al parecer entre los detenidos está el hombre que alquilaba la vivienda, que reconoció haber estado alojando a dos personas procedentes de Bélgica. La redada también buscaba capturar a un sospechoso a quien se ve llevando en un coche a Brahim y Salah Abdeslam y que sería el noveno atacante del pasado viernes y uno de los dos que sobrevivió. Brahim fue uno de los atacantes suicidas y su hermano Salah, de 26 años, está prófugo y se cree que cruzó la frontera con Bélgica.

SAINT-DENIS, PARALIZADA

Un testigo escuchó “una fuerte detonación” seguida de un tiroteo durante “al menos 10 minutos” durante la madrugada local, según informó la emisora RTL. Cuando varios medios llegaron al lugar para cubrir la noticia esta mañana se escucharon más explosiones.

“Parecía que estábamos en guerra”, contó una testigo del asalto. “Nunca pensé que los terroristas pudieran esconderse aquí”, dijo, sorprendida.

“¿Dónde está la seguridad en todo esto? ¿De verdad estamos seguros?”, se pregunta Naim, de 33 años, que vive a dos calles de allí. “Hay tipos de la BRI (policías de élite) que circulan con pasamontañas, fusil en mano”, enumera. “Hay que largarse”, le responde otro vecino.

El municipio de Saint-Denis, de 110.000 habitantes, amaneció hoy paralizado, con escuelas permanecerán cerradas y numerosos soldados en sus calles. La zona ha sido acordonada y la sobrevuelan helicópteros.

Las fuerzas del orden han pedido a los habitantes del céntrico barrio en el que se ubica la histórica basílica de Saint-Denis, donde está la vivienda en la que se atrincheraron los presuntos terroristas, que no salgan de sus casas. (Tomado de La Nación).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

• No se publicarán comentarios denigrantes, ofensivos, difamatorios, que no se ajusten al tema a debate o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social. Tampoco serán admitidas las ofensas, frases vulgares ni palabras obscenas.

• Nos reservamos el derecho de no publicar los contenidos que incumplan con las normas de este sitio .