EE.UU. hará prueba para destruir un misil balístico intercontinental

Share Button
Por Prensa Latina (PL) | 30 mayo, 2017 |
0
Washington, – Estados Unidos desarrollará hoy una prueba de intercepción de un misil balístico intercontinental (ICBM, siglas en inglés) ante las supuestas amenazas de la República Popular Democrática de Corea (RPDC).

La Agencia de Defensa de Misiles del Pentágono, responsable de desarrollar el sistema, comunicó la semana pasada que el interceptor se lanzará desde una plataforma subterránea en la Base Vandenberg de la Fuerza Aérea, en California.

Dicho artefacto se dirigirá hacia el objetivo (un simulador de un IBCM), que será disparado desde el campo de pruebas del atolón Kwajalein, en Islas Marshall, en el Pacífico.

Si todo sale conforme a lo previsto, el llamado ‘vehículo de muerte’ impactará a la ojiva en un punto alto sobre el mencionado océano, indicó la fuente.

Puntualizó que el ejercicio persigue simular lo más que se pueda un IBCM norcoreano disparado hacia Estados Unidos y lograr su destrucción.

Reportes de prensa recordaron que la RPDC aún no ha puesto a prueba ningún misil del tipo referido, pero el Departamento de Defensa estadounidense considera que sus esfuerzos en ese sentido avanzan rápidamente.

 El cohete más potente del mundo despegará por última vez en el 2023

De acuerdo con las informaciones, el interceptor estadounidense carece de antecedentes uniformes, y ha logrado nueve derribos en 17 intentos desde 1999.

La prueba más reciente, desarrollada en junio de 2014, fue exitosa, pero ocurrió después de tres fracasos consecutivos.

Este sistema ha evolucionado gracias a un esfuerzo multimillonario que tuvo origen en las acciones de 1983 del entonces presidente Ronald Reagan para una solución a las amenazas de misiles balísticos durante la Guerra Fría.

A juicio de expertos, el concepto de defensa balística se basa en enviar un cohete al espacio luego de que se detecta el lanzamiento de un misil hostil.

El cohete despliega un dispositivo de 1,5 metros (el ‘vehículo de la muerte’) que utiliza sistemas de control internos para dirigirse al trayecto de la ojiva del misil y lograr su destrucción en el aire por la fuerza del impacto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *